Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Ciberespacio

Londres también cortará Internet por las descargas

Imita el modelo francés de dos avisos y desconexión

El ministro británico de Negocios e Innovación, Peter Mandelson, anunció ayer que su Gobierno presentará el mes que viene en el Parlamento una propuesta de ley para combatir la piratería de los derechos de autor en Internet. Si esa legislación, que debería entrar en vigor en abril del año próximo, no consigue reducir en un 70% las descargas ilegales, a partir de la primavera de 2011 se introducirá la posibilidad de desconectar de Internet a los usuarios más persistentes en la violación de los derechos de autor.

Lord Mandelson precisó que la desconexión sería "el último recurso", que los acusados recibirán antes dos avisos y que siempre tendrán derecho a apelar la decisión. "No espero que haya desconexiones masivas", explicó en un seminario organizado por C&binet Forum. Los planes parecen calcados de los anunciados recientemente por Francia con apoyo expreso del presidente de la República, Nicolas Sarkozy.

La medida, sin embargo, cuenta con la fuerte oposición de los proveedores de servicios de Internet porque la consideran imposible de poner en práctica y creen que la solución pasa por educar al público y no por castigarle. Además, los que más abusan están usando programas informáticos que hacen más difícil que se les pueda localizar. Uno de ellos, ISP Talk Talk, anunció ya ayer: "Si se introducen medidas técnicas extrajudiciales las combatiremos en los tribunales".

Los proveedores sostienen que son meros intermediarios, que no tienen por qué hacer de policías para controlar si las descargas son o no ilegales y que en todo caso los proveedores de contenidos tendrían que correr con los gastos y abonarles los ingresos que dejen de percibir. La propuesta del Gobierno contempla que los proveedores de contenidos y los proveedores de servicios de Internet paguen los gastos al 50%.

Mandelson calificó de inaceptable que sólo una de cada 20 descargas de música se haga de manera legal y subrayó que el hecho de que los jóvenes den por descontado que las descargas son gratuitas "es moralmente y económicamente insostenible". Compartir ficheros en Internet no es ilegal en si mismo, pero sí lo es compartir ficheros que están protegidos por derechos de autor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 2009