Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El coste del frontón de Miribilla se encarece en más de siete millones

La segunda licitación para finalizar las obras de construcción del frontón de Miribilla en Bilbao ha sido revisada al alza por la Diputación de Vizcaya. Rescindido el contrato con la empresa Fonorte, una constructora del grupo Afer, vuelve a estar abierto el plazo de licitación para la ejecución de los trabajos en el plazo de 12 meses por cerca de 18 millones de euros. La obra, que tenía un presupuesto de 16.3 millones de euros hace cuatro años, cuando Fonorte se hizo cargo de la construcción, se ha encarecido en más de siete millones, ya que, sumados los seis millones que recibió Fonorte por los trabajos realizados, el presupuesto total casi alcanza los 24 millones de euros.

En los casi 18 millones de la nueva licitación se incluyen dos millones destinados a la mejora del sistema de climatización y otros cuatro de "detalles", según explicó ayer la diputada de Cultura, Josune Ariztondo, ante la comisión de Cultura de las Juntas Generales.

El presupuesto total de la instalación se eleva ya a casi 24 millones

Ariztondo dejó abierta la puerta a nuevos encarecimientos de la obra, debido a que el deterioro de la parte construida (un 40% del proyecto) en los meses de abandono no podrá ser evaluado en su totalidad hasta que la nueva empresa constructora se haga cargo de los trabajos. Sin embargo, no precisó a qué gastos corresponden las partidas que se suman ahora al presupuesto por un importe de cuatro millones de euros. El plazo de 52 días naturales para cerrar la licitación concluirá el próximo 11 de diciembre. La Diputación tiene previsto adjudicar la obra en enero de 2010, cuando empezará a correr el período de ejecución de 12 meses.

El frontón dedicado a la mano profesional de Miribilla comenzó a construirse en 2007, tras ocho años de gestiones. Después de incumplir los plazos y acumular problemas, el contrato con Fonorte fue uno de los que rescindió la Diputación con el grupo Afer. Ariztondo anunció ayer su intención de exigir responsabilidades a la empresa por los perjuicios causados al proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de octubre de 2009