Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hijo de Baltar se postula para suceder a su padre en el PP de Ourense

Sólo renunciará si su progenitor se presenta de nuevo a la reelección

Solo, "aunque no en soledad", en un acto convocado por sorpresa y celebrado en un hotel de la ciudad "porque es una decisión personal", José Manuel Baltar Blanco, el hijo del presidente del PP de Ourense, José Luis Baltar, anunció su candidatura al congreso provincial del partido, que aún no tiene fecha. Baltar Blanco, de 42 años, definió su iniciativa como "firme, contundente, inapelable, irrevocable, absolutamente meditada y razonada y que conviene que la diga para atajar todo tipo de especulaciones y comentarios". "No tiene vuelta atrás", sentenció.

Pero acabó corrigiéndose y despejando la incógnita de su operación. "Sólo cambiará el escenario si el presidente provincial decide presentar su propia candidatura, cosa que, pueden creerme, yo desconozco", afirmó. "Si el señor Baltar decide presentarse, yo me retiro", insistió, dando con ello al anuncio de su candidatura un tinte de órdago al presidente del PP gallego, que tiene pendiente una entrevista con su padre para hablar sobre esta cuestión.

El 'baltarismo' continuará en Ourense con el padre o el hijo

La solución será decidida en una entrevista de Feijóo con José Luis Baltar

Baltar Blanco dijo ayer que mucha gente, incluido Núñez Feijóo, sabían de su "voluntad", pero ninguno de ellos conocía su "decisión" de presentar la candidatura para aspirar a presidir el partido en la provincia "en estos tiempos difíciles". "Son ustedes los primeros en saberlo y quienes transmitirán la noticia", incluso a su padre y al líder del partido en Galicia, aseguró a los periodistas.

José Manuel Baltar dijo que desconoce cuántos apoyos puede tener en Ourense, ni si contará con los mismos que sustentan a su progenitor, fundamentalmente los alcaldes, y ni siquiera si su padre intentará convencer a Feijóo de que su vástago es el mejor candidato posible. "Yo formo parte de un equipo liderado por José Luis Baltar y supongo que tendré los mismos respaldos" que él, acabó contestando, aunque matizó que "no estoy aquí para compararme con él ni para ganar por 20 o por 50". Y sobre la reacción de Feijóo a su candidatura, supone que "no hará una reflexión negativa; tiene que saludar que se presente cualquier afiliado con ganas de dirigir una organización".

Baltar Blanco ve clara la victoria (suya o de su padre). Sabe que sólo hay posibilidad de candidato alternativo si él se presenta y ayer retó a sus compañeros de partido a que se postulen y a debatir con ellos "en público o en privado, donde quieran". Pero ya adelantó que la junta provincial, controlada por el baltarismo, decidirá el número de compromisarios que asistirá al congreso en una combinación "entre el nivel de participación en las elecciones y el resultado de las mismas en cada municipio". Esto es, que quienes elegirán al próximo presidente provincial serán los alcaldes y concejales de los municipios que controla José Luis Baltar, la mayoría empleados -ellos y sus familiares- en la Diputación.

Si finalmente se presenta y gana el congreso, José Manuel Baltar reeditará el baltarismo, aunque irá más allá en su defensa del galleguismo. "Para el PP de Ourense es incuestionable que el idioma oficial de Galicia es el gallego y yo estoy dispuesto a promocionarlo y a luchar por ello", señaló para reivindicar que eso forma parte del "ideario del PP de Galicia". En esta línea, expresó su complacencia con la manifestación convocada para el domingo en Santiago por la plataforma Queremos galego, aunque no asistirá a ella.

El precandidato justificó su decisión en su experiencia de "17 años de afiliado al PP" y en el ejercicio de diversos cargos orgánicos en la estructura provincial y más recientemente como miembro de la ejecutiva del PP de Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de octubre de 2009