Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:SALVADOR DEL REY

"El sistema legal no es efectivo frente a la siniestralidad laboral"

Catedrático de Derecho del Trabajo

Salvador del Rey (Sevilla, 1956), catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona y socio del área laboral del bufete Cuatrecasas, no tiene pelos en la lengua: "España tiene uno de los peores porcentajes de siniestralidad laboral del mundo occidental, al tiempo que mantiene una de las legislaciones más complejas". Ayer disertó en el Foro de la Fundación Laboral San Prudencio de Vitoria sobre la responsabilidad social de las empresas en el ámbito de la seguridad laboral.

Pregunta. ¿Qué ocurre en España cuando casi a diario se registra una nueva muerte de un trabajador en su puesto?

Respuesta. Tenemos el índice de siniestralidad más alto de Europa -me refiero a Francia, Alemania, Reino Unido, Italia- y el sistema más complejo de responsabilidad legal, que lleva a que se vivan importantes desajustes en la asunción de responsabilidades sociales por parte de las empresas. Más que incentivar la cooperación del empresario se le facilita que se ponga a la defensiva.

"Nuestra regulación del despido es más incoherente que en otros países"

P. ¿Quiere decir que se imponen los entresijos legales sobre la aplicación de la ley a los supuestos culpables?

R. Nuestro sistema se caracteriza por padecer graves desajustes en las dos funciones inmediatas que debe satisfacer, la punitiva y la resarcitoria, sin olvidar su función primera, la preventiva. Todo ello, junto a otros factores que caracterizan nuestras relaciones laborales -elevada temporalidad, escasa formación, reducida percepción del riesgo propio-, dificulta la consecución del objetivo final de situar los índices de siniestralidad en unas cifras tolerables y adecuadas al nivel de desarrollo de nuestro país.

P. No extraña por ello que sean muy escasas las noticias de empresarios juzgados por siniestros laborales.

R. El sistema privilegia la defensa y el trabajador no puede estar tres o cuatro años litigando, porque no se han establecido sistemas rápidos de identificación de responsabilidades. En resumen, no es efectivo.

P. ¿Cuál es el referente legislativo?

R. En prevención laboral podemos aprender de Alemania y de Francia, sobre todo de este último país, basado en las prestaciones sociales. Las empresas que cumplen con la normativa de seguridad laboral cuentan con deducciones, mientras que los trabajadores que sufren accidentes en el trabajo tienen una protección social notable.

P. ¿Resulta más fácil para una empresa despedir a un trabajador en España que en los países más desarrollados de la Unión Europea?

R. En términos generales, nuestra actual regulación del despido es más incoherente que en otros países. Los despidos por causas empresariales (causas económicas o de pérdida de mercado), especialmente los colectivos, tienen un proceso peculiar con respecto a Europa, que es que necesitan la autorización administrativa. Sin embargo, al mismo tiempo es posible despedir siempre que se page una compensación que puede resultar comparativamente alta. Nuestro sistema necesita más coherencia para proteger tanto los intereses de los trabajadores como de los empresarios y, al mismo tiempo, hacer frente a la actual crisis económica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de octubre de 2009