Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"No soportan ni el 'triplete' ni el 2-6 al Madrid"

"A quienes nos desestabilizan no les gusta el Barça más catalanista de la historia", destaca Laporta en un acto con peñistas del club

Joan Laporta volvió ayer a pronunciar un encendido discurso en el que cargó contra todos aquéllos que, según su criterio, no han sabido asimilar los éxitos del Barcelona ni comulgan con su manera de presidirlo. Fue durante el 50º aniversario de la peña Joan Gamper, de Amposta.

Laporta rechazó hacer declaraciones a los periodistas que acudieron al acto y que deseaban recabar su opinión, especialmente sobre los últimos conflictos relacionados con el Barça, como el del espionaje electoral a cuatro vicepresidentes de la propia entidad y como las polémicas que ha mantenido con los presidentes de las comunidades de Extremadura y Cantabria.

Pero, durante el discurso que dirigió a los asistentes al aniversario peñista y en tono muy inflamado, Laporta dijo: "El triplete [la Liga y la Copa españolas y la Liga de Campeones] y después las Supercopas [la española y la europea], así como el 2-6 [al Real Madrid] han hecho un agujero. Todavía no lo soportan. No lo han asimilado". "Cada día intentan sacar una cosa nueva para ver si nos desestabilizan", añadió; "para ver si distorsionan este buen momento que vive el barcelonismo, el mejor de su historia".

En un tono de soflama -muy parecido al que utilizó en la Trobada de Penyes, en abril de 2008, cuando pronunció el célebre "al loro!" y advirtió: "Dicen que son del Barça y no lo son. Me están embaucando a algunos de vosotros y no me gusta que os engañen"-, prosiguió: "Lo que no soportan, y ya sabéis a quién me refiero, es que [el triplete] haya sucedido además en el Barça más catalanista de la historia, que ha sido el más universal, rompiendo aquella teoría que decía que, en lugar de ser més que un club, tendría que ser sólo un club".

Laporta personalizó definitivamente los ataques que, según él, está recibiendo. "Otra cosa que no les gusta es que, además, el mejor Barça de la historia está dirigido por personas que no pensamos como ellos y que no somos de su cuerda. Eso no lo soportan. A veces es un poco triste. Parece que no te dejen pensar y, además, no te permitan decir lo que piensas".

El presidente azulgrana insistió en denunciar una conjura contra el club por su catalanismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 2009