Entrevista:JOHN PODESTA | Ex jefe de gabinete de Clinton

"Los progresistas en Europa ganarán sólo si se adaptan a los cambios"

John D. Podesta (Chicago, 1949) es el perfecto eslabón de la cadena que une -ocho años de George W. Bush en medio- la etapa demócrata de Bill Clinton con la nueva Administración: fue jefe de gabinete de Clinton y ha sido jefe del equipo de transición de Barack Obama. Podesta apoyó a Hillary en las primarias -fidelidad a muerte al clan- y no quiso ningún puesto en el nuevo Gobierno. Prefirió seguir al frente del Centro para el Progreso Americano (CAP) que creó en 2003 para dar la batalla de las ideas.

El CAP, junto a la Fundación Ideas del PSOE, acaba de citar en Madrid a dos centenares de políticos y expertos de 30 países para diseñar una estrategia global de progreso. ¿Es más fácil o más difícil con crisis económica? "Deberíamos verlo como una oportunidad. Pero, teniendo en cuenta lo que acaba de ocurrir en Alemania, es obvio que una oportunidad puede aprovecharse o desperdiciarse. Eso es lo que hemos discutido aquí: las ideas, los mensajes y los programas que garanticen que es posible una solución progresista que dé oportunidades, que haya un crecimiento más fuerte, pero compartido".

Nieto de inmigrantes italianos y griegos, Podesta es pragmático hasta la médula: "Tienes que tener un argumento, pero lo que de verdad necesitas son resultados. Los líderes con visión de futuro y que logren resultados de las promesas realizadas son los que van a ser recompensados".

La discusión, insiste, "es sobre el papel y el programa de los Gobiernos que quieren compatibilizar la innovación y un crecimiento fuerte con oportunidades para todos, especialmente si se cumplen los pronósticos de una recuperación global que va a ser débil. Tenemos que discutir qué respuesta hay que dar".

¿Hay a veces fuerzas conservadoras más abiertas a cambios sociales? ¿Y partidos que se consideran progresistas y que son más bien rígidos? "Creo que es un péndulo que va y viene. Tras un periodo largo en el Gobierno, hay un momento en el que un partido se queda sin gasolina y el otro, que ha estado fuera pensando en los retos, en los problemas, está listo para el relevo. De lo único que estoy seguro es de que si los progresistas europeos no pueden encontrar una manera de adaptarse a los cambios, no ganarán. El hecho de que en política sólo consigues resultados si tus ideas son respaldadas por una mayoría y llegas al poder es un factor que te ayuda a poner las cosas en orden, es algo que obliga a los partidos rígidos a decir: tenemos que revisar nuestro modelo".

Para Podesta, lo que Obama hizo en sus primeros 25 días -abordar la crisis y sentar las bases para la reforma sanitaria, energética y ambiental- es algo que "la mayoría de los presidentes no consiguen ni en sus primeros 25 meses". "Y ha restaurado la imagen global de EE UU".

En cuanto al debate sobre la sanidad, se muestra optimista tras los furores de agosto y la rebaja de algunos planteamientos: "Mi predicción es que a finales de noviembre tendremos una ley. Lo que está emergiendo del debate en el Congreso indica que habrá una ampliación de la cobertura médica, con un seguro privado que sea accesible y con subsidios públicos para que la gente de ingresos medios y bajos no quede fuera del sistema".

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 03 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50