Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres detenidos por arrollar y no auxiliar a una motorista

La mujer, de 32 años, falleció al día siguiente en el hospital La Paz

Tres hombres de nacionalidad española, con edades entre los 30 y los 40 años, han sido detenidos y acusados de haber atropellado la madrugada del pasado domingo a una mujer que conducía una motocicleta y haber huido sin prestarle auxilio. La víctima, que fue ingresada con pronóstico muy grave en el servicio de urgencias del hospital La Paz, murió ayer a consecuencia de las graves lesiones que presentaba, según confirmó un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los hechos ocurrieron a la 1.25 del pasado domingo, cuando Sandra Lourdes A. O., chilena de 32 años, circulaba a la altura del número 32 de la calle de la Condesa de Venadito, en el distrito de Ciudad Lineal. Por causas aún no esclarecidas, los tres hombres, que iban en un vehículo de gran cilindrada, arrollaron a la mujer, a la que causaron heridas y contusiones por todo el cuerpo. Supuestamente se saltaron un ceda el paso en el mismo momento que pasaba la motocicleta. Uno de ellos llegó incluso a bajarse del vehículo para comprobar el estado de la joven. Al constatar que estaba herida de gravedad, regresó al coche y huyó a toda velocidad, según informa Efe.

El teléfono de emergencias recibió una llamada anónima en la que el comunicante alertaba de que se había producido el accidente. Supuestamente la realizó uno de los detenidos. Con lo que no contaron los tres ocupantes del vehículo de alta gama es que por la calle había algunos transeúntes. Uno de ellos se percató de lo que acababa de ocurrir y memorizó los dígitos y las letras de la matrícula.

Llamada anónima

Cuando llegaron los policías municipales, el testigo les dio la información, lo que permitió el inicio de las investigaciones. Los agentes comparecieron en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del distrito de Ciudad Lineal, cuyos responsables de Policía Judicial se pusieron con el caso. Tras comprobar la propiedad del vehículo y rastrear el origen de la llamada, los agentes han detenido en las últimas horas a R. W. E. M, a F. J. R. E. y a M. E. M., con edades entre los 30 y 40 años.

Según fuentes policiales, los tres estaban acusados de un delito de omisión del deber de socorro y de lesiones, pero al fallecer Sandra Lourdes en la mañana de ayer en el hospital La Paz, las lesiones han pasado a ser un caso de delito de homicidio por imprudencia. El artículo 142 del Código Penal prevé penas de hasta cuatro años de cárcel para este delito y la prohibición de conducir hasta seis años, en el caso de que se haya producido con un vehículo a motor.

El cuerpo de Sandra Lourdes fue trasladado ayer al Instituto Anatómico Forense, donde hoy se le practicará la autopsia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de septiembre de 2009