El PP moviliza más de 400 autobuses en Andalucía para exhibir su fortaleza

Arenas quiere reunir a 20.000 personas en Dos Hermanas, feudo socialista

La idea de que recuperar el poder es posible empieza a cundir en las filas del PP, animadas por los últimos éxitos electorales y sobre todo por las dificultades del Gobierno, que se enfrenta a una grave crisis económica que no parece remitir. Y Javier Arenas, hombre fuerte del partido y especialista en transmitir optimismo pase lo que pase, está preparando una gran demostración de fuerza para animar a sus huestes y tratar de instalar en la ciudadanía la idea de que hay una alternativa fuerte al PSOE.

Para lograrlo, su organización, el PP andaluz, que no ha gobernado nunca en esta comunidad pero controla muchas de las grandes ciudades, ha echado el resto, con apoyo de la organización nacional. La idea es dar visibilidad a la oposición de Rajoy, ya que hay cierta preocupación en la dirección porque a pesar de que el líder se multiplica en actos cada fin de semana, las televisiones apenas recogen sus mensajes.

La organización paga los autocares y la comida; el militante, nada

Más de 400 autobuses están preparados ya para mover desde toda Andalucía hasta Dos Hermanas (una ciudad cercana a Sevilla donde el PSOE tiene 18 concejales y el PP 6) a más de 20.000 personas el domingo que viene. Ésa es la cifra mágica con la que los socialistas han conseguido siempre reventar el auditorio de Dos Hermanas, talismán para el PSOE de la época de Felipe González y también la de José Luis Rodríguez Zapatero. Rajoy cerrará el encuentro con un discurso contra la subida de impuestos que el Gobierno presentará el sábado.

Algunos militantes llegarán hasta allí desde muy lejos. Desde Almería, por ejemplo, con más de seis horas de viaje para un mitin a las once de la mañana, están preparados 60 autobuses. No en vano ésa es la provincia por la que se presentó Arenas a las elecciones andaluzas. También hay autocares -menos- previstos desde Madrid, Extremadura, Castilla-La Mancha y hasta Valencia. En la dirección nacional están seguros de que el auditorio se llenará, e insisten en que no hay ningún riesgo porque sólo los 400 autobuses contratados ya, a 50 personas cada uno, suponen esas 20.000 personas necesarias.

Los populares andaluces se han tomado el mitin como un acontecimiento de dimensiones colosales. Han repartido 80.000 dípticos, 50.000 carteles, 60.000 pegatinas, hay una web específica y cuñas de radio a todas horas convocando. No ha habido acto ni declaración desde el verano en el que no se haya hecho mención del evento, lo que ha derivado en toda una metamorfosis de los argumentos de la convocatoria: desde que es el "símbolo del cambio" o un "reto histórico" hasta un "grito contra la resignación" y una manifestación "contra la subida de impuestos".

La polémica sobre el lugar elegido ha sido constante. El propio alcalde de la localidad de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE), ha intervenido para decir que se siente orgulloso de que el PP se haya fijado en su pueblo cuando gobierna en cinco de las ocho capitales andaluzas, y ha aprovechado para lanzar una pulla: el velódromo costó unos 10 millones de euros y es un ejemplo de instalación "austera y digna" frente a lo ocurrido en el Palma Arena de Baleares, que costó 110 millones, el triple de lo previsto. Toscano se llevó en 2007 el 60% de los votos y el PP apenas llegó al 20%.

La organización paga los autocares y algunas agrupaciones de pueblos que tienen que hacer escala para comer, también pagan la comida. Es decir, los militantes no ponen nada, sólo su entusiasmo y el esfuerzo de pasar hasta 12 horas en un autobús para escuchar a Arenas y a Rajoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50