Aralar baraja abandonar Nafarroa Bai por las "deslealtades" internas

En su ponencia política admite que la relaciones están "al borde del colapso"

Aralar se encuentra en una "encrucijada": "Seguir tal cual en Nafarroa Bai, apostar por continuar en solitario, o buscar otras alianzas" en Navarra. El partido dirigido por Patxi Zabaleta está cuestionándose su continuidad en Nafarroa Bai (NaBai), la alianza política que comparte en la citada comunidad foral con el PNV, EA y Batzarre desde enero de 2004. Aralar considera que la vida interna en la coalición está "al borde del colapso" y que, pese a su éxito electoral, ese proyecto político conjunto corre el riesgo de "fracasar" debido a la "falta de compromiso, deslealtades y protagonismos" de algunos de sus integrantes. La formación abertzale ha incluido esta sorprendente reflexión en la ponencia política que sus afiliados debatirán este próximo fin de semana en el IV congreso, que se celebrará en Pamplona.

Aspira a convertirse en opción de gobierno a medio plazo en Euskadi

En el documento político, de 63 páginas, se indica que la constitución de NaBai fue una apuesta "acertada y necesaria" -"una gran decisión", se añade-, a la vista del respaldo electoral obtenido en Navarra, donde es la segunda fuerza política con 12 parlamentarios. Además, cuenta con una diputada, Uxue Barkos, en el Congreso.

Pese a reconocer que NaBai "sigue siendo una necesidad" en el futuro, la formación independentista admite en su ponencia que la coalición navarra "limita" su trabajo como partido y le obliga a "renunciar a partes importentes" de su ideario, algo "poco conveniente". "Sostener alianzas artificiales, estridentes o que no responden y favorecen a las necesidades para las que se conformaron, además de ser insostenible en el tiempo, termina perjudicando los fines y el trabajo para los que se creó" NaBai, asegura Aralar, que además exige "una clarificación interna". Censura los "dobles juegos" y "deslealtades" que se han sucedido en el seno de la coalición, aunque evita señalar a ningún integrante como responsable de estos comportamientos. A sus socios les critica "estar entre dos aguas" y en disposición de "cambiar de aliados", además de reprochar la "falta de compromiso" y el "freno" que están poniendo algunas formaciones al desarrollo y consolidación de NaBai en algunas zonas de Navarra. "Al resto de fuerzas hay que exigirles que intensifiquen su labor en pro de la coalición", propone Aralar, que lamenta el "bloqueo" que han recibido sus propuestas para reorganizar la estructura de la coalición.

Del resto de la ponencia política, destaca la apuesta que hace el comité ejecutivo de Aralar por el "reconocimiento de Euskal Herria como nación", la reivindicación del "derecho a decidir nuestro futuro", la defensa de las vías únicamente políticas y el rechazo de "toda expresión de violencia".

Aralar se proclama como la opción de la izquierda abertzale política y aspira a convertirse en "alternativa de gobierno a medio plazo" en Euskadi. Sus dirigentes abogan por "consolidar y multiplicar el trabajo de oposición" en las instituciones. "Nuestro objetivo consiste en conformar una alternativa de izquierdas y abertzale", para lo cual se proponen incluso "superar al PNV, no sustituirle". "Eliminar al Partido Socialista no debe ser un objetivo. Al contrario, en algunos ámbitos podrías llegar a acuerdos", se cita en la ponencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 23 de septiembre de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50