El integrismo de Somalia mata al subjefe de las fuerzas africanas

Dos suicidas a bordo de sendos camiones cargados de explosivos atacaron ayer la base de las fuerzas de la Misión de la Unión Africana en Somalia (Amisom) en el sur de Mogadiscio. En el atentado, reivindicado por el grupo radical islámico Al Shabab murieron nueve personas, incluidos cinco militares de Burundi, entre los que se encuentra el subcomandante de la misión, general Juvenal Niyoyunguruza. Tras el ataque se desataron combates entre los rebeldes y las fuerzas de la Unión Africana, en los que murieron otras siete personas, entre ellas algunos viandantes.

Un somalí mira los cadáveres de una mujer y una niña, víctimas de los enfrentamientos en Mogadiscio.
Un somalí mira los cadáveres de una mujer y una niña, víctimas de los enfrentamientos en Mogadiscio.AP
Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS