UBS apuesta por recortar los sueldos en España un 10% hasta 2019

Los informes sobre las perspectivas de la economía española no dan respiro. El del banco suizo UBS prevé que la economía siga en recesión hasta 2011, que la tasa de paro pueda superar el 20% al menos hasta 2010 y que se mantenga por encima del 15% en la próxima década.

Con semejante deterioro del mercado laboral, "es prioritario recuperar la competitividad", dice el banco, y para ello apuesta por una rebaja de los salarios reales de más de un 10% en la próxima década. "Eso significa", afirma Roberto Ruiz Scholtes, director de estrategia de UBS en España, "que los salarios nominales deberían crecer por debajo de la inflación y que haya un aumento de la productividad", una medida que no favorece precisamente el consumo. Pero el ajuste se hará "por las buenas o por las malas", advierte Ruiz, y para ello habría que acortar las diferencias entre trabajadores fijos y temporales. "Si no hay reforma laboral, los mileuristas se convertirán en ochocientoseuristas", asegura.

El diagnóstico de la entidad para España no deja lugar a dudas: "Salida tardía de la recesión para iniciar un ciclo mediocre y frágil". Entre otras cuestiones porque la crisis ha reducido el potencial de crecimiento de la economía del 3% al 2,2% y porque "el dramático deterioro" de las finanzas públicas hará que la política fiscal sea más restrictiva.

Presión fiscal

Así justifica el Gobierno la subida de impuestos y UBS tiene su propia recomendación. "La subida del IVA es la alternativa menos mala porque es una vía para aumentar la competitividad de las exportaciones. Es como una mini-devaluación", explica Ruiz Scholtes. Pero no resulta gratuito. "Una subida de la presión fiscal del 4% podría restar casi dos puntos al PIB tendencial", dice el informe. Es decir, por cada punto de subida de la presión fiscal, el crecimiento se reduce aproximadamente en medio punto.

La economía no volverá a ser lo que era antes de la crisis en muchos años porque la construcción reducirá su aportación al PIB casi a la mitad (5%) de lo que era en 2007. UBS concluye que España "carece de relevos suficientes para crear un nuevo modelo económico y necesita reformas estructurales que sólo darán fruto a medio plazo". De lo contrario, el banco asegura que existe el "riesgo de sufrir una década perdida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50