Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turquía pide la extradición de Sarah Ferguson

El Gobierno la acusa de rodar sin permiso un reportaje en un orfanato

Sarah Ferguson podría ser extraditada a Turquía si las autoridades británicas aceptan una petición presentada por el Gobierno de Ankara. Según The Sun, el Ministerio del Interior de Reino Unido ha recibido una solicitud para extraditar a la duquesa, acusada de violar las leyes sobre el derecho a la intimidad en un reportaje divulgado en noviembre pasado por la televisión ITV sobre un orfanato regentado por el Estado turco.

La duquesa de York y el hijo mediano de la reina de Inglaterra, Andrés, divorciados desde hace años, tuvieron dos hijas, Beatriz y Eugenia, que son quinta y sexta en la línea de sucesión al trono. Sarah Ferguson, acompañada por Eugenia, filmó de manera encubierta en el orfanato. La ley turca fue endurecida en 2005 para castigar con especial dureza a los medios de comunicación que violan el derecho a la privacidad en las comunicaciones, por lo que, si fuera extraditada y condenada, la duquesa podría ser sentenciada a cuatro años y medio de cárcel.

Aunque el Home Office no ha confirmado la noticia, alegando que nunca confirma ni desmiente informaciones de esa naturaleza, fuentes anónimas del ministerio citadas por The Sun han declarado: "Hemos recibido una petición del Gobierno turco para proveer asistencia legal mutua en relación con la duquesa de York. Estamos esperando los papeles, pero parece probable que la petición sea concedida". No está claro si la petición afecta también a Eugenia.

A principios de este año, la duquesa suspendió en el último momento un viaje a una estación de esquí en Suiza. El diario relaciona ahora aquella precipitada decisión con el conflicto con Turquía porque Suiza no pertenece a la UE y la duquesa se arriesgaba a poder ser detenida en territorio suizo a petición de las autoridades turcas.

El documental fue rodado para denunciar el maltrato que a juicio de sus autores reciben los 700 niños acogidos en el orfanato de Saray, cerca de Ankara. Su difusión coincidió con la presentación de un informe de la Comisión Europea sobre la petición de Turquía de adherirse a la UE. Ankara denunció que la coincidencia había sido deliberada con el objetivo de entorpecer la adhesión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de septiembre de 2009