Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primer aniversario de la caída de Lehman Brothers

Botín culpa a los supervisores de la crisis internacional

El presidente del Santander, Emilio Botín, es partidario de crear un sistema de supervisión de la banca "sólido y eficaz", que permita prevenir y anticipar quiebras como la de Lehman Brothers, cuyo colapso hace un año precipitó una grave crisis financiera. En una columna de opinión publicada en The Daily Telegraph y La Stampa, Botín explica que la falta de un "supervisor" global no fue la única causa de la crisis, pero se muestra "convencido de que el origen de la misma tiene que ver, en gran parte, con deficiencias en los sistemas de supervisión de algunos países. Estas carencias no permitieron anticipar ni reconocer las consecuencias de un apalancamiento desmesurado, de la distribución de productos financieros de alta complejidad y poco transparentes", explica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de septiembre de 2009