Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los delitos bajan un 1,9% y se reducen los hurtos y los robos

De julio de 2008 a junio de 2009 se registraron 34.647 infracciones menos

Si no lo cobras, lo robas. En una situación de crisis económica como la actual, con un paro galopante, lo lógico sería que se incrementara la delincuencia. Sin embargo, las últimas cifras de criminalidad del Ministerio del Interior se han empeñado en desmentir ese aforismo y han registrado una caída del 1,9% en los delitos y faltas que se cometieron entre julio de 2008 y junio de 2009. Además, la reducción se debe, en gran parte, a la caída de los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos...), los que, precisamente se esperaba que subieran más.

El conjunto de infracciones penales conocidas en el territorio que cubre el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil han pasado de las 1.858.196 registradas entre 2007 y 2008 a 1.823.549, 34.647 menos, según el informe que Interior acaba de enviar a las Cortes. Las cifras han permitido un descenso de la tasa de criminalidad de seis décimas, situándose en 47 infracciones por cada 1.000 habitantes lo que consolida a España como uno de los países más seguros de la UE a 15 Estados (sin tener en cuenta los de los países de la ampliación al este de Europa). La bajada hubiera sido aún mayor si no se contaran los delitos contra la seguridad vial. En ese caso, la tasa de criminalidad se hubiera quedado en el 45,8.

El maltrato familiar registra la menor subida desde la reforma de 2004

Los delitos contra el patrimonio, los que más sensación de inseguridad crean entre la población, han descendido de 16,9 a 16,6 por cada 1.000 personas. Entre ellos, los que más han caído son los robos de vehículos, que han pasado de 22,9 casos a 20,1. También descendieron los robos con violencia (de 17,5 a 17,3) y los tirones en la vía pública (de 3,74 a 3,66). Sólo se han incrementado los robos con fuerza en inmuebles que pasan de 37,1 a 37,8, siempre por cada 1.000 habitantes, aunque según Interior, la subida ha sido mucho más moderada que entre 2007 y 2008 cuando alcanzó los 3,9 puntos.

El descenso global de delitos también ha sido posible gracias a que los delitos contra la vida, la integridad y la libertad de las personas se han mantenido estables en 2,7 casos por cada 1.000 habitantes. El maltrato familiar, que representa seis de cada 10 delitos de este tipo ha sufrido el menor incremento (1,2%) desde la reforma del Código Penal de 2004, que produjo un fuerte incremento de estos casos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de septiembre de 2009