Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Madrid se replantea fichar a Megía Dávila

Valdano y Butragueño no se esperaban "tanta sospecha y agresividad"

Dicen en el Real Madrid que la noticia de que el club quiere fichar a un colegiado, Carlos Megía Dávila, como delegado arbitral del equipo ha causado tanto revuelo que se están pensando dar marcha atrás. "Megía no ha firmado nada. Era una posibilidad que se estaba valorando. Pero, si antes de que firme ya hay este clima de sospecha y agresividad, lo seguiremos pensando", explicó ayer Jorge Valdano.

La idea del director general es que Megía, que no superó las pruebas físicas del comité de árbitros en agosto por unos supuestos problemas de lumbalgia y al que, con 43 años, le quedarían dos de ejercicio, pase a depender del departamento de Relaciones Institucionales, presidido por Emilio Butragueño. "Queremos a alguien que pueda dar clases de reglamento a la cantera, que nos informe de todos los cambios de normativas arbitrales y que explique al primer equipo cómo relacionarse con los colegiados", asegura Valdano. ¿Y realmente el Madrid lo necesita? "Pues claro. Si los jugadores quieren saber cómo tratar con los árbitros, nadie mejor que un árbitro para explicárselo", continúa. Según él, todos los grandes clubes tienen esa figura de asesoramiento.

"Sin segunda intención"

"Nos estamos replanteando las relaciones externas con todos: socios, proveedores, prensa y árbitros. No hay segunda intención", argumenta Butragueño, quien, igual que Valdano, no se esperaba una reacción negativa. "Supongo que porque es el Madrid y todo es desmesurado, pero otros clubes [Deportivo, Valladolid, Athletic, Sevilla, Xerez y Villarreal] tienen a un delegado arbitral. La idea es que el colegiado de turno sepa que durante su estancia en Madrid tiene a alguien al que puede llamar por si necesita cualquier cosa. Pero, visto lo visto, habrá que pensárselo mejor. No queremos conflictos con nadie", dice el ex delantero del Madrid. Megía, que detiene el récord de tarjetas rojas (125 en 14 temporadas, ocho en un solo partido en Qatar) fue elegido por "su manejo del inglés, su experiencia internacional y su buena relación con los demás colegiados".

La UEFA, en todo caso, prohíbe a los clubes tener cualquier contacto con los árbitros. Es decir, es la propia UEFA la que pone a su disposición en la Champions y la Liga Europa un delegado que se encarga de que estén atendidos durante su estancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de septiembre de 2009