Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FERIAS

Los fabricantes lanzarán televisores 3D con gafas en 2010

Los LED sustituyen a los fluorescentes como fuente de iluminación trasera - La feria IFA amplía el área de electrodomésticos donde compiten también los tradicionales fabricantes de televisores

La televisión en 3D es el último invento de los fabricantes para reactivar el consumo en el hogar. En la feria IFA de Berlín se han mostrado múltiples prototipos. Panasonic y Sony aseguran que venderán equipos en 2010, pero sin concretar precio ni fecha.

La propuesta usa un disco Blu-ray con una filmación grabada en dos canales, uno para el ojo derecho y el otro para el izquierdo. Un lector Blu-ray 3D envía al televisor la imagen estéreo, en doble frecuencia, y unas gafas polarizadas activas tapan cada ojo en sincronía con la señal del televisor. Las imágenes se transmiten a 100 hercios en alta definición (1.920 por 1.080 píxeles) en dos canales separados. Así, el conjunto formado por el disco, lector, televisor y gafas produce un efecto de imagen 3D muy realista, más que en los cines actuales. Se está experimentando con sistemas de proyección sin gafas, pero en la versión que se quiere sacar son imprescindibles.

Los televisores y reproductores en 3D servirán para las señales convencionales, aunque no a la inversa. Se trabaja en una versión de la conexión HDMI, la 1.4, que soportaría sistemas externos 3D a los aparatos actuales y la Asociación Blu-ray desarrolla una especificación común para discos y reproductores 3D.

En los próximos meses deberían cuajar estas iniciativas para que haya un sistema único para el hogar. La tarea no es fácil, hay muchos intereses en juego. Panasonic considera que las teles de plasma son más adecuadas, al necesitarse una frecuencia de refresco mínima de 100 hercios. Tim Page, de Sony, asegura que los modelos LCD de 200 hercios son suficientes para una imagen 3D nítida.

Samsung, LG, Philips y JVC, entre otros, también mostraban en IFA sus prototipos. Hollywood es la primera interesada, ya produce filmes para las salas comerciales. No es casualidad tampoco que Sony y Panasonic sean fabricantes de cámaras de cine y televisión. El éxito del 3D depende de que haya un sistema común y un precio relativamente asequible desde el principio, aunque no pasó con los discos de alta definición ni con el DVD.

Los televisores presentados este año en la feria IFA de Berlín destacaban por consumir la mitad de energía eléctrica, además de mejorar la calidad de la imagen y reducir su espesor. La conectividad también se amplía, tanto a Internet como a ordenadores y sistemas de almacenamiento que se tengan en el hogar. La gran mayoría de televisores vienen ahora con el sintonizador de alta definición integrado.

El ahorro energético de los televisores LCD se consigue gracias a las lámparas LED, que emiten una intensa luz blanca de muy bajo consumo. Todas las pantallas LCD de los televisores, monitores y portátiles necesitan una fuente de iluminación trasera para ver la imagen. Tradicionalmente se utilizaban cinco o más tubos fluorescentes de cátodo frío para iluminar el panel, similares a los que se ponen en los techos. Ahora, los LED están sustituyendo a estos fluorescentes porque proporcionan mejor imagen, mayor contraste, menor consumo y se puede hacer el televisor más delgado. Tanto es así que en la IFA ya no se hablaba de televisores LCD sino de televisores LED.

LED y plasma

La tecnología LED existe desde hace más de un año, pero fue el pasado febrero cuando Samsung puso a la venta unos televisores iluminados mediante LED a buen precio y con las ventajas inherentes a esta tecnología. Boo-Keun Yoon, presidente de la división audiovisual de Samsung Electronics, aseguró en la feria que habían vendido en seis meses un millón de televisores LED y calculaba que superarán los dos millones.

Samsung utiliza una tecnología conocida como Edge LED, que consiste en poner lámparas LED a lo largo del borde e iluminar el panel desde allí, con filtros y fibra óptica. La mayoría de competidores emplea otra tecnología, con centenares de lámparas LED dispuestas detrás del panel y que se pueden gobernar por separado. Se le ha dado el nombre de Full LED y se reconoce que es mejor que la Edge LED, pero el coste de fabricación es más elevado.

"La tecnología de iluminación LED está revolucionando el mercado de televisión", proclamó Hiroshi Sasaoka, presidente ejecutivo de Sharp en Europa. Aventuró la tecnología LED estará firmemente asentada a partir del año que viene, especialmente en Europa Occidental, y reemplazará a los fluorescentes a medio plazo. Sharp calcula que se venderán unos cuatro millones de televisores LED este año, 15 millones en 2010 y 80 millones en 2013 en todo el mundo. Europa será el principal mercado, con el 45% del total aproximadamente.

Típicamente, un televisor plano de 40 consume unos 250 vatios cada hora y ahora con los LED se pasa a unos 125 vatios cada hora, lo que puede suponer un ahorro de unos 40 euros anuales para un uso normal del televisor. El consumo en reposo de los televisores también se ha reducido drásticamente y en algunos casos es nulo, en línea con las exigencias de la Unión Europea. Todos los grandes fabricantes tendrán a final de año televisores LED, aunque al consumidor le será casi imposible distinguir la tecnología utilizada. Esta confusión hará que los modelos Full LED deban tener un precio competitivo frente al Edge LED si quieren venderse bien. Lo mismo pasa con la tecnología de interpolado de 200 hercios: Sony y Samsung aseguran que sólo la tienen ellos, pero otros fabricantes intercalan un cuadro negro para mejorar el contraste y así pueden decir que sus televisores trabajan a 200 hercios cuando en teoría lo hacen a 100 hercios.

Los televisores de plasma también han conseguido reducir el consumo energético a la mitad, especialmente los paneles NeoPDP de Panasonic, que se introducirán masivamente muy pronto. Lo más destacado de los televisores de plasma, sin embargo, es que su precio es muy inferior a los LCD-LED de igual tamaño, y la calidad de imagen es igual o superior. Pero los consumidores no están muy interesados en el plasma.

Marcos García, director comercial de Samsung en España, concede que este otoño se podrán encontrar televisores de plasma de 42 pulgadas por unos 500 euros, cuando un tamaño similar en LCD vale al menos el doble. Para estos consumidores interesados en precio y calidad, las empresas LG, Samsung y sobre todo Panasonic continuarán fabricando una gama de televisores de plasma muy amplia.

Los televisores gigantes de más de 65 pulgadas casi habían desaparecido de la feria, porque se es consciente que están al alcance de muy pocos. El mercado europeo de electrónica de consumo no es nada inmune a la crisis. En la primera mitad de este año, las ventas han caído el 12% en toda Europa, totalizando 54.000 millones de euros. La situación por países es muy distinta: mercados clave como el alemán, británico y francés, que suman en su conjunto el 50% de toda Europa, apenas han bajado el 3% de media; en cambio el español, que supone el 8% del europeo, ha caído el 14%.

En la IFA del año pasado ya se dio entrada al sector de electrodomésticos y pequeños electrodomésticos, pero ha sido en esta edición cuando se han visto más neveras, lavadoras y cafeteras que nunca. Los fabricantes tradicionales de línea blanca europeos tienen nueva competencia. Y Philips hacía más énfasis en aparatos de cuidado personal o de preparación de alimentos que en los televisores.

El mercado de Blu-ray empieza su despegue

El mercado europeo de Blu-ray, tanto de discos como de reproductores de alta definición, va mejor de lo que estaba previsto a principios de año. La consultora Futuresource calcula que se venderán 31 millones de discos Blu-ray este año en Europa, el triple que en 2008 y, aproximadamente, el 10% de los hogares europeos tendrá un reproductor Blu-ray o una consola PS3 de Sony.

En los próximos dos años, se estima que el 20% de los hogares europeos tendrán un lector de discos Blu-ray, debido a que el precio de los reproductores seguirá bajando, hasta situarse en el nivel de los 100 euros o menos dentro de 12 meses, y los discos Blu-ray costarán como un DVD. Estas Navidades serán clave para el futuro del Blu-ray en Europa, porque se prevé que la mitad de los reproductores se venderán en los últimos tres meses del año.

Jim Bottons, presidente de Futuresource, considera que en 2012 el 78% de todas las películas y documentales se venderán en disco, el 60% en DVD y el resto en Blu-ray. El resto, en línea. A su juicio, la descarga de pago de películas por Internet no aumentará espectacularmente en los próximos cinco años. El despegue de la venta de lectores se producirá el año que viene, con 10 millones de unidades, la mitad PS3. En 2011, la cifra será de unos 15 millones de unidades. El mercado británico es el más importante de Europa, con una previsión de 12 millones de discos Blu-ray este año, seguido de Alemania con seis millones. En España las ventas son bajas, y se estiman en unos 1,2 millones de discos para todo 2009. Esto hace que la percepción del mercado Blu-ray sea más pesimista en España que en el norte de Europa.

Otro impulso del Blu-ray debería proceder de los equipos de cine en casa. Los fabricantes quieren impulsar los equipos de audio, ahora que los televisores son tan delgados que no hay forma física de poner altavoces que muevan el aire y produzcan sonido a la altura de la calidad de la imagen. En la IFA, muchos de los equipos de cine en casa venían con lector Blu-ray, incluso los de dos altavoces y refuerzo de sonidos graves. Y a un precio, como los televisores, que va continuamente a la baja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de septiembre de 2009

Más información