Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intereses familiares en las áreas de gestión de Cotino

La llegada del consejero a Territorio subraya la colisión

Juan Cotino, consejero de Agua, Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, ha sorteado durante años con fingida indignación la implicación del grupo empresarial de su familia con grandes adjudicaciones públicas desde departamentos más o menos próximos a sus sucesivas responsabilidades políticas. Pero en su cargo actual, la colisión de intereses se hace más patente que nunca.

Como consejero de Bienestar Social, Cotino no tuvo ningún empacho en priorizar el reconocimiento como ciudadanos dependientes a los que permanecían ingresados en residencias concertadas. El Grupo Sedesa controla una participación mayoritaria en Gerocentros del Mediterráneo, empresa que gestiona 22 residencias geriátricas concertadas. Cuando el socialista Antonio Torres le preguntó ante el pleno de las Cortes si las prioridades en la canalización de las ayudas a las personas dependientes tendría "algo que ver con el hecho de que su familia tenga una importante participación en 22 residencias de mayores", Cotino replicó indignado: "Nunca renunciaré a mi familia, y nunca implicaré a mi familia en mi responsabilidad individual".

"Nunca renunciaré a mi familia", ha asegurado el titular de Medio Ambiente

Lo cierto es que el negocio familiar ha crecido al amparo de las adjudicaciones públicas desde sus orígenes. El padre de Juan Cotino era ganadero. Pero cuando se iniciaron las obras del denominado Plan Sur, el nuevo encauzamiento del Turia para liberar a Valencia de inundaciones como las que sufrió la ciudad en 1957, ofreció sus carros para transportar tierras. El Plan Sur fue en su día la más importante obra pública jamás adjudicada en España y el subcontratista amasó el suficiente capital como para fundar Sedesa, en origen una empresa dedicada a las excavaciones. Compró maquinaria especializada y puso en marcha un negocio que hoy gestiona su nieto, Vicente Cotino Escrivá, y cuyas áreas de negocio se extienden a muy diversos ámbitos.

El consejero responsable de la gestión del agua tiene en Sedesa una empresa especializada en ejecución de depuradoras y encauzamiento de barrancos.

El responsable de Territorio tiene en Sedesa una empresa especializada en minería, esencialmente la explotación de canteras, o con intereses en la explotación de parques eólicos.

El responsable de Medio Ambiente tiene en Sedesa una división especializada en jardinería y servicios medioambientales.

El responsable de Vivienda tiene en Sedesa una potente inmobiliaria implicada en la construcción de miles de viviendas.

Sedesa, por su parte, ya ha diseñado una división de concesiones que hasta la fecha se especializa en la gestión de aparcamientos.

El Grupo Sedesa ya tiene divisiones en Rumanía, Hungría y Marruecos. Y su responsable, Vicente Cotino, fue protagonista del último cumpleaños de Pedro García, director general de la Ràdio Televisió Valenciana hasta la semana pasada, cuando le condujo en su avión privado desde Valencia hasta Marrakech (Marruecos) para participar en una fiesta sorpresa en su honor entre cuyos invitados destaca Álvaro Pérez, El Bigotes.

¿Renunciará Cotino a su familia? Nunca, aseguró ante el pleno de las Cortes el pasado febrero. ¿Logrará no implicarla en su responsabilidad individual?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de septiembre de 2009