Reportaje:

Las fuentes vierten en la red

Un proyecto permite a cualquier persona inventariar manantiales de la región

El agua de las fuentes y manantiales de Andalucía está, poco a poco, más conectada, no bajo tierra, pero sí en el espacio virtual. El proyecto Conoce tus fuentes, puesto en marcha por la Universidad de Granada y la Agencia Andaluza del Agua, es una plataforma digital en la que cualquier persona puede inventariar los manantiales de la región.

Al equipo de la Universidad de Granada se le ocurrió hace más de un año poner en Internet una página web en la que todos los aficionados a las aguas pudieran retratar las fuentes de su localidad y compartirlas con otros. El coordinador del proyecto Luis Sánchez, investigador de la universidad, cuenta cómo ha sido la acogida de este proyecto en la población. "Estamos llegando a las 1.800 fuentes catalogadas, pero en Andalucía puede haber hasta 14.000 fuentes y manantiales, así que seguimos necesitando colaboración", destaca.

Ya están catalogados 1.800 manantiales de toda Andalucía
Los técnicos de la Agencia Andaluza del Agua revisan todos los datos
La iniciativa pretende recuperar un patrimonio que se está perdiendo
Montilla se ha implicado en el programa y ofrece rutas en su término

La Agencia Andaluza del Agua es la que promueve la iniciativa. Y pretende con el proyecto poner en valor el patrimonio hidráulico de Andalucía, además de concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de este patrimonio y hacerlos partícipes.

El procedimiento para dar a conocer los brotes de agua es sencillo. Hay que rellenar unos datos en la página web: www.conocetusfuentes.com. "Aunque falte información, muchas fichas se suben a la web y después se van completando", dice Sánchez. "No es necesario que los participantes envíen toda la información. Antes de colgarla, los técnicos de la Agencia Andaluza del Agua y de la Universidad de Granada contrastan la información para que lo divulgado sea estrictamente riguroso".

"Los técnicos repasan lo que envían los participantes y corrigen y completan los temas científicos", comenta Sánchez. Algunos de los datos que se solicita son: localización, coordenadas, caudal, uso del agua, acceso, estado de conservación y amenazas.

Francisco Cuesta pertenece a una asociación de senderismo que cada sábado por la mañana sale a hacer rutas en bicicleta. "Sobre todo por la campiña de Córdoba, pero también hemos ido a Málaga, Jaén, Granada y Sevilla", aclara. Entre él y otras 10 personas han inventariado ya más de 50 fuentes. "Puede hacerlo todo el mundo, nosotros vamos con cámaras digitales chiquitas, de éstas que se llevan en el bolsillo. E incluso se pueden hacer las fotos con los móviles", comenta Velasco. En sus rutas han encontrado fuentes de hasta 1700. "Otra vez nos pasó que vimos una, y cuando fuimos a fotografiarla tres semanas después, ya la habían destrozado para hacer una obra", lamenta.

Así toma más valor este catálogo. "Esta iniciativa es maravillosa, sobre todo para recuperar un patrimonio que se está perdiendo. Los manantiales se están secando, ya no sirven de abrevaderos, ni de abastecimiento. Hay algunas fuentes que sólo son conocidas por los pastores, incluso hay veredas que se están perdiendo", asegura Antonio Vela, de Málaga.

Él es quien ha inventariado más manantiales para el proyecto. "Esto para mí es más que un pasatiempo", destaca. Este informático lleva 152 manantiales catalogados. "Y tengo una lista bastante extensa que todavía me queda por inventariar", asegura.

En Montilla (Córdoba), la iniciativa ha empapado a la población. Ya han hecho una exposición, se han repartido mil copias de un cuadernillo de campo con las fuentes de la localidad, se han planteado rutas para que los visitantes puedan hacer un recorrido por las más interesantes y hasta se ha previsto la restauración de alguna de ellas.

Raquel Casado, técnica de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Montilla, destaca la acogida en el pueblo. "Nosotros ya hicimos un inventario de fuentes con información histórica, arquitectónica y medioambiental, y unido al proyecto Conoce tus fuentes ha sido mucho más fácil", asegura. "Ahora estamos esperando una subvención para restaurar alguna fuente", dice.

En Cambil (Jaén), la iniciativa también ha removido a la población. Se hizo una exposición en agosto, y la semana que viene se instalará en el centro de visitantes de Mata Bejid. Además, se prepara una ruta y una guía. David Oya está inmerso en el proyecto. Pertenece a una red de voluntariado ambiental y tiene colgadas medio centenar de fuentes. "También trabajo de guía y monitor en el campo, y esta iniciativa es muy buena para poner en valor este patrimonio", comenta Oya.

Ya hay en marcha una futura publicación y un concurso de fotografía para los participantes. Los premios no serán económicos, serán libros. "Algo que me gusta de esta iniciativa es que es sin ánimo de lucro, nadie se enriquece. Sabes que no hay dinero de por medio, que todo es de voluntarios", destaca Francisco Cuesta.

El coordinador está encantado con la acogida del proyecto. "Todo surgió con el encargo que la Junta nos hizo sobre un cuaderno de fuentes en Andalucía, inventariamos más de 300, pero toda la comunidad era prácticamente inabarcable". Con esta iniciativa, localizar las fuentes de toda la región es más fácil. "Todavía queda mucho trabajo por hacer, pero es muy interesante que la gente partícipe para recuperar su propio patrimonio natural y cultural. Se valora más lo que cada uno tiene", concluye Sánchez.

Imágenes cedidas por el proyecto Conoce tus fuentes

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50