Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:cine

Génesis y catástrofe

El punto de inflexión que ha marcado el director y productor Judd Apatow en la comedia americana no ha supuesto, precisamente, una ruptura radical, sino un concienzudo trabajo de afinación de su herencia inmediata. Que Apatow produzca una comedia de Harold Ramis -director que alcanzó la gloria con Atrapado en el tiempo, Multiplicity y Una terapia peligrosa- tiene, pues, mucho de simbólico reconocimiento a las fuentes de las que surge la renovada eficacia de un género sensible a inercias y automatismos.

En el mejor de los mundos, Año uno habría estado a la altura de las circunstancias: la desalentadora realidad es que esta desganada comedia bíblica, que comete el tremendo pecado de desaprovechar situaciones como el sacrificio de Abraham -uno de los puntos más problemáticos de la fe cristiana-, puede ocupar la zona residual del hasta ahora exigente catálogo Apatow.

AÑO UNO

Dirección: Harold Ramis.

Intérpretes: Jack Black, Michael Cera, Hank Azaria, David Cross, Oliver Platt.

Género: comedia. EE UU, 2009.

Duración: 97 minutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de agosto de 2009