El Consell quita 4,6 millones de la prevención de incendios

El portavoz socialista de Medio Ambiente en Las Cortes, Francesc Signes, denunció ayer que la Generalitat ha recortado 4,66 millones euros el presupuesto para la prevención de incendios forestales, utilizando para ello una modificación presupuestaria recientemente aprobada por el Gobierno autonómico.

Signes destacó que este último recorte presupuestario "se suma al que se produjo el pasado 27 de enero, que fue de 7,5 millones de euros". De esta forma, en los últimos ocho meses el Consell ha reducido la partida destinada a la prevención de incendios en 12 millones. Ni al presidente Francisco Camps ni a su equipo, prosiguió, "parece importarles las más de 3.000 hectáreas que han ardido en lo que va de verano", así como tampoco "los daños producidos en casas y chalés, ni las miles de personas que tuvieron que ser desalojadas".

El último recorte, efectuado por la Generalitat durante el principal mes de vacaciones se ha realizado en la partida de protección, conservación y mejora de los montes. Ese mismo apartado se redujo en enero en 3,85 millones.

Ayuda del Gobierno

El portavoz socialista de Medio Ambiente comparó la actuación del Consell con la del Gobierno, el cual, según Signes, destinó una ayuda de 3,7 millones de euros para los montes valencianos, mientras que la semana pasada el Consejo de Ministros aprobó otro paquete de ayudas para los afectados por los recientes incendios en la comunidad autónoma, especialmente los de La Nucia (Alicante) y L'Alt Palància (Castellón). Lo contrario, aprovechó para deslizar, de lo que ha realizado el Ejecutivo valenciano con incendios ocurridos hace ya dos años, como el que arrasó la comarca de L'Alcalatén, cuyos afectados todavía no han percibido las ayudas inicialmente anunciadas.

El diputado acusó a Camps de preocuparse, "por encima de nuestros montes y la seguridad de los ciudadanos", por eventos como la Fórmula 1 para el cual, si dispone de dinero y a manos llenas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La ola de incendios que azotó el territorio valenciano a finales de julio resultó especialmente destructora en Castellón, donde afectó a municipios como Segorbe, Soneja, Castellnovo y Geldo. Las llamas arrasaron también más de mil hectáreas en los valles alicantinos de Alcalá y de la Gallinera, y en los municipios de Biar, Muro de Alcoy, Alcoy, Bolulla y Pedreguer.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS