gente

Princesa del pop busca (otra vez) recuperar trono perdido

Cuerpazo tonificado, anillo de compromiso, tatuaje nuevo (un sol con letras chinas en el vientre) y los niños. Britney Spears quiere demostrar al mundo que sus días oscuros pasaron. Aquellos en los que se rapaba la cabeza, paseaba sin bragas o exhibía sus carnes en una decadente actuación en directo. La cantante ha mostrado su recuperada silueta en California en el hotel Ritz Carlton de Marina del Rey. Allí ha estado jugando con sus hijos, Sean Preston, de tres años, y Jayden James, de dos; se ha bañado en la piscina y ha ido de compras. La princesa del pop quiere recuperar el cetro.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 18 de agosto de 2009.