gente

Nina Hagen, de la rabia punk a la pila bautismal

"Estoy agradecida y feliz, ayer fue mi bautizo", anunciaba ayer la cantante Nina Hagen en su web. A sus 54 años, el icono del movimiento punk decidió pasar por la pila bautismal en una iglesia evangélica en Schüttorf, al sur de Alemania. Tras varias decepciones en su búsqueda de la fe, la artista nacida en la República Democrática de Alemania ha encontrado su "paraíso espiritual", según el párroco.

Su imagen como sinónimo de la contracultura comenzó en Inglaterra en 1976, un año después formó The Nina Hagen Band y desde entonces ha grabado 15 discos con varias bandas, entonó la canción de la Expo 2000 y actualmente colabora con varios grupos alemanes. Contraria a las armas nucleares, está comprometida con multitud de causas. A principios de los ochenta defendía la masturbación femenina como forma de emancipación de la mujer y en el siglo XXI aboga por el amor a Jesús.

La cantante Nina Hagen.
La cantante Nina Hagen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 18 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50