Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La Schubertiada estrena orquesta

La pianista Elisabeth Leonskaja abre el miércoles la clásica cita de Vilabertran

La crisis económica no ha dejado indemnes a los festivales de verano a los que ha torpedeado presupuestos, con la pérdida de patrocinadores o la rebaja de las ayudas públicas. No obstante, los festivales mantienen su oferta. La Schubertiada de Vilabertran, también. Y eso que la Schubertiada, ni en la época de vacas gordas, ha ido sobrada de dinero, pero sí de amigos fieles. Este año el festival especializado en Schubert, el único en España, se permite un lujo: estrenar orquesta propia, una formación de cámara de nueva creación integrada por una veintena de jóvenes instrumentistas de cuerda que debutará en la clausura, el 5 de septiembre, bajo la dirección de Antoni Ros Marbà.

La Schubertiada, con una oferta de 11 conciertos y un presupuesto de 80.000 euros, será inaugurada el 19 de agosto por la pianista georgiana Elisabeth Leonskaja, quien ha incluido en su concierto tres piezas de la serie Cançons i danses de Frederic Mompou en el programa de su concierto. Junto a los de Leonskaja i Ros Marbà, en la programación de este año del festival, la decimoséptima, destacan los nombres del excelente barítono alemán Matthias Goerne, que ofrecerá un recital monográfico de lieder de Schubert, y el Cuarteto Casals, en cuyo programa de concierto, además de Schubert, figuran Mozart y Beethoven.

Mendelssohn, del que se conmemora este año el 200º aniversario de su nacimiento, tendrá una atención especial en la programación, en la que actuarán también el Trío Parnassus, la soprano alemana Christiane Karg, el joven barítono bielorruso Nikolay Borchev, en la que será su presentación en España, y la soprano sueca Malin Christensson, quien compartirá escenario con el barítono barcelonés Joan Martín-Royo. Christensson, además, será la solista del Salve Regina de Schubert, incluido en el programa del concierto de presentación de la Orquestra de Cambra de la Schubertiada, que tiene voluntad de convertirse en una orquesta estable que se reúna dos veces al año para preparar uno o varios programas y ofrecerlos en gira. La lista de pianistas acompañantes en los recitales de lied es de lujo: Wolfram Rieger, Roger Vignoles y Alexander Schmalcz.

Además de la novedad de la nueva orquesta, la Schubertiada incluye este año una nueva serie de conciertos de debut de jóvenes intérpretes que se ofrecerán por la tarde, como si de teloneros del concierto de noche se tratara. Los jóvenes elegidos son los integrantes del Quartet Quixote, ganador del Concurso Montserrat Alavedra del año pasado; la soprano Susanna Puig, que cantará acompañada por el pianista Carles Budó, y el dúo de violín y piano formado por los barceloneses Guillem Calvo y Mercè Roca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de agosto de 2009