Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TWITTER | Laboratorio de ideas

El día en que la Tierra siguió girando

Twitter se quedó colgada, pero el mundo siguió adelante. La popular red de servicio de microblogs falló por tercera vez este mes el día 11. Pero el sol siguió brillando.

La versión digital de la radio de onda corta sigue ganando usuarios. Sólo en Estados Unidos, recibió 20 millones de visitantes independientes en junio, de acuerdo con Comscore. ¿Y por qué no? Los usuarios pueden seguirlo todo al instante, desde los pensamientos de Ashton Kutcher acerca del trasero de su esposa, Demi Moore, hasta noticias no verificables desde el ermitaño reino de Corea del Norte. Las actualizaciones están muy por detrás del oxígeno, el agua y la comida en lo que a la supervivencia de los mamíferos se refiere, pero no dejan de ser entretenidas. Pero, además de los parones al parecer periódicos, Twitter tiene dos problemas en la mano. El primero es que no obtiene ingresos. El segundo, que los rivales se le acercan. Facebook introducirá un servicio light que ofrece una versión reducida de la red social para colgar rápidamente lo que los usuarios están haciendo. En otras palabras, algo muy similar a los twiteos de Twitter. Y Google ha introducido un nuevo servicio llamado cafeína para realizar búsquedas casi en tiempo real.

Es probable que llegue un momento en el que los rivales de Twitter proporcionen un servicio similar o mejor. Los modelos empresariales que producen dinero están en mejores condiciones para invertir en desarrollo de productos. Y si la red de Twitter sigue siendo poco fiable, los usuarios tendrán incentivos para cambiarse a sitios más fiables, como Google.

La humanidad ha demostrado que puede vivir sin las insípidas actualizaciones de las estrellas de serie B y de las masas sin lavar. Unámosle una reputación de frecuentes interrupciones y es fácil imaginar que Twitter acabará convertida en poco más que un pie de página en los libros de historia de Internet.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de agosto de 2009