Reportaje:

Caminando por la 'roseira' del poeta Ramón Cabanillas

Cambados conmemora el 50º aniversario de su muerte

"A roseira do recordo/ ten as rosiñas a centos/ ni-as pode queimar o sol/ ni-as pode arrincar o vento", escribió Ramón Cabanillas en Vento Mareiro, obra que lo consagró como poeta. Y es esa, la memoria encerrada a modo de símil en la palabra "roseira", la que intentan recuperar desde el Ayuntamiento de Cambados en el Ano Cabanillas que conmemora el 50 aniversario de su muerte.

La idea surgió en el seno del gobierno local "como una propuesta de oferta cultural", explican desde el Ayuntamiento. Pese a la voluntad municipal en proclamar el 2009 como Ano Cabanillas para toda Galicia, "lo cual habría facilitado multiplicar las actividades en todo el país", el Ayuntamiento apunta que "esta propuesta no fue tenida en cuenta", lo que provocó una limitación "forzada" en la programación. Con todo, el gobierno local destaca que, al igual que Ramón Cabanillas dio a conocer la villa de Cambados por "todos los lugares de Galicia, de España o de América que recorrió", desde el Ayuntamiento quieren que "este homenaje trascienda desde el ámbito local al universo de la galeguidade".

Contra la voluntad del escritor, Luís Rei publica su primera biografía
El 'poeta da raza' escribía sus versos en los mármoles de los cafés

La celebración se inauguró con el reestreno del primer texto teatral en gallego que se representó después de la Guerra Civil, A ofrenda das fadas no Portal de Belén interpretado por alumnos del instituto de la localidad, que lleva el nombre del poeta. A ésta le sucedieron diversas exposiciones, un ciclo de cine, un maratón de lectura de los escolares cambadeses sobre textos del autor o la inauguración del Roteiro Poético de Cabanillas el Día das Letras Galegas, entre otros actos. El Ayuntamiento considera un éxito las actividades, sobre todo porque se registra " una elevada participación de visitantes foráneos". Pese a reconocer el trabajo de la institución municipal , el creador de la conocida web Cambados.tk, Óscar Pardo, echa en falta la creación de una comisión en la que tuvieran cabida todas las asociaciones culturales. "Simplemente se hizo una comisión política" lo que derivó en la creación de "varios Anos Cabanillas paralelos", dijo.

Con todo, la exposición Os Artistas de Cabanillas es la que mayor presencia ha tenido hasta superar, desde su inauguración el pasado 23 de julio, las 1.000 visitas. En ella se analizan las relaciones que el bardo de Fefiñáns mantuvo con artistas gallegos como Castelao, quien le prepararía las cubiertas e ilustraciones de muchas de sus obras; su paisano, el escultor Asorey, quien creó el monumento que en 1960 le dedicó Cambados; o Camilo Díaz Baliño (padre de Isaac Díaz Pardo), escenógrafo de las representaciones de obras como A man da Santiña u O Mariscal, entre otros. "Muchos de los visitantes confiesan que vienen a propósito a ver la exposición por el renombre de los pintores", explica un portavoz municipal.

La publicación de Ramón Cabanillas. Crónicas de desterros e saudades (Galaxia), primera biografía del poeta da raza, fue otro de los actos más destacados. Obra creada "contra la voluntad" del biografiado, dice su autor, Luís Rei. Y es que el vecino de Fefiñáns sentía cierto "recelo" de los biógrafos. Así, desenvolvió con mucho acierto el género del microrrelato autobiográfico-humorístico como sucedáneo de las memorias que nunca escribió, explica Rei, quien con la conciencia tranquila, asegura que es normal que a nadie le guste que se hable de él después de su muerte. Una muerte que lleva a muchas figuras al olvido. De ahí que el biógrafo decidiese hacer pública la investigación que ya empezara tiempo atrás sobre el poeta de Fefiñáns y asegura que, "en este 50º aniversario de su muerte, es necesario entenderlo".

A lo largo de las casi 600 páginas, Rei recupera la figura de un Cabanillas seminarista en su infancia, funcionario municipal, participante de las Irmandades da Fala, miembro de la Real Academia Española y poeta que "escribía sus versos en los mármoles de los cafés". Con todo, a juicio del biógrafo, una de las partes más interesantes de su vida es la de periodista amateur antes de emigrar a Cuba. La historia de los periódicos El Umia (1907) y El Cometa (1910) es la crónica de su enfrentamiento contra el poder hasta convertirse en un luchador anticaciquil.

El 9 de noviembre, día del fallecimiento de Cabanillas cuyos restos se encuentran hoy en el Panteón de Galegos Ilustres, se inaugurará el Congreso da Poesía Galega, aunque será el 12 del mismo mes cuando se coronará el Ano Cabanillas con la sesión plenaria extraordinaria que la Real Academia Galega celebrará en Cambados. Para su pueblo natal, "fidalgo e soñador", queda la estatua de Lucas Míguez que, situada en uno de los bancos de la Praza do Concello, muestra a un Cabanillas ya anciano en una actitud de ensimismamiento, como si estuviese buscando el verso adecuado para su poemario. Palabras acostadas "ó sol, á veira do mar" de Cambados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50