Reboiras, reconocido como víctima del franquismo

Cuando se cumplen hoy 34 años de su asesinato a tiros por la policía, uno de los militantes más emblemáticos del nacionalismo y sindicalismo gallego, Xosé Ramón Reboiras, será oficialmente reconocido como víctima de la dictadura franquista. Cada 12 de agosto se le rinde tributo ante el 27 de la rúa da Terra, en Ferrol, donde fue acribillado por la espalda. Pero este año el homenaje a uno de los considerados mártires del nacionalismo será en la Delegación del Gobierno en Galicia. Su titular, Antón Louro, remitirá a la familia de Moncho Reboiras la declaración de reparación y reconocimiento personal, un documento que se concede a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura.

El Consejo de Ministros considera acreditado que Reboiras padeció "ilegítimamente persecución y violencia que motivaron su muerte en agosto de 1975 en Ferrol, en defensa del movimiento sindical y de su militancia política". Nacido en Dodro en 1950, en la década de los 70, fue dirigente de la UPG (el partido hoy hegemónico del BNG) y participó en la creación del Sindicato Obreiro Galego, antecesor de la CIG. Cuando la UPG, en 1974, decide profundizar en "formas de lucha más avanzadas" contra el franquismo, Reboiras es el encargado de un reducido comando armado que se entrenaba en Pontevedra y cuya primera acción fue atracar un banco en Escairón (Lugo). Cuando fue asesinado, estaba organizando la UPG en Ferrol.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS