Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una ex concejal acusa a la alcaldesa de Ibi de tolerar pagos irregulares

La ex concejal del PP de Hacienda en el Ayuntamiento de Ibi Felicidad Peñalver explicó ayer a la titular del juzgado numero 2 de Ibi, que investiga la supuesta malversación de caudales públicos para el pago de viajes, ropa y comida con cargo a la recaudación del polideportivo municipal, que en "reiteradas ocasiones" advirtió a la alcaldesa, Mayte Parra, del PP, de las irregularidades que había detectado en las cuentas municipales. Estas vinculan a la ex concejal de Deportes Ana Sarabia con el pago de viajes a la nieve y al Camino de Santiago, facturas de comida y ropa, de la caja de polideportivo municipal donde se ingresaban las aportaciones de los socios.

Peñalver explicó a la juez que ella comenzó a darse cuenta de los descuadres que acarreaban los pagos de estas facturas para asuntos particulares cuando solicitó a Ana Sarabia a finales de 2007 la documentación para elaborar los presupuestos municipales de 2008. Peñalver, nombrada concejal de Hacienda en julio de 2007, aseguró que tras reclamar sin éxito los informes necesarios a Sarabia comunicó los hechos a Parra. Y aseguró que desde entonces comenzó la desconfianza entre ellos, que acabó en enero de 2009 con la expulsión de Peñalver del grupo del PP y su destitución como edil de Hacienda. Parra esgrimió pérdida de confianza en Peñalver.

Un mes más tarde saltó a la luz el supuesto pago irregular de facturas con cargo a la caja de polideportivo y de los que supuestamente se beneficiaron la alcaldesa y la ex concejal de Deportes y sus familiares. La publicación de varios extractos de estas facturas, con los nombres de ambas, desencadenó en febrero la renuncia voluntaria de Sarabia a su cargo. Alegó que podía defenderse mejor si dejaba la concejalía. Hace un mes compareció como imputada ante la juez y reconoció que no había pagado los viajes de su bolsillo al ser titular de Deportes, pero aseguró, sin demostrarlo, que la alcaldesa y su marido habían pagado sus viajes.

El interventor y el gerente del polideportivo atribuyeron a Sarabia un "descuadre" de 20.000 euros por el posible pago de facturas para asuntos particulares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de agosto de 2009