Semáforos con radares y cámaras para las travesías

El director general de Tráfico, Pere Navarro, reconoció en una reciente entrevista en EL PAÍS que sin los radares instalados en las carreteras españolas el carné por puntos habría fracasado. Hay 521 en total. También avanzó que en 2009 no habría colocación masiva de cinemómetros como ocurrió en años anteriores, y que los nuevos radares serían instalados de forma muy selectiva en puntos peligrosos. Pero eso no quiere decir que se haya declarado una tregua. Otras nuevas formas de vigilancia están latentes. Una de ellas es la versión moderna del tradicional semáforo que se cierra al paso de quien excede los límites de velocidad. Los nuevos CVT (control de velocidad de travesías) se destinarán a carreteras secundarias y recorridos interurbanos.

Más información

El sistema es muy barato en comparación con otros dispositivos y funciona de la siguiente forma: un medidor (radar poco sofisticado o bandas en el suelo) detecta un exceso de velocidad y cierra el semáforo. Si el conductor tiene la tentación de saltárselo, la cámara de vídeo graba la infracción y la envía al centro de gestión correspondiente. En ese caso no será multado por exceso de velocidad, sino por no respetar la señal luminosa. Esta infracción acarrea una multa de entre 91 y 300 euros y la retirada de cuatro puntos del carné.

Su colocación masiva parece inmediata. Uno ya se encuentra operativo en Soria, y otro está a punto de acabar el periodo de pruebas en una ronda de Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 10 de agosto de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50