Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Era un jugador superfuerte y supersano"

Valverde resalta la importancia de Jarque en el vestuario, y Moya, con el que debutó en Primera, siente "como si hubiera perdido un hijo"

La noticia de la muerte de Dani Jarque sacudió el mundo del fútbol ayer por la noche. Pocas horas después de que Corominas le descubriera tendido en su habitación, las muestras de condolencia hacia la familia del jugador y el Espanyol afloraron de todas partes.

"Desde que me he enterado, aún no me he repuesto, sobre todo por cómo era Jarque", reconoció Ernesto Valverde, uno de los entrenadores que dirigió al defensa en el club blanquiazul. "Era un jugador superfuerte, supersano y muy importante en el vestuario. Se nos han puesto los pelos de punta desde que nos hemos enterado", añadió el actual entrenador del Villarreal.

"Siento como si hubiera perdido a un hijo", expresó Ramon Moya, el hombre que le hizo debutar en Primera División, contra el Rayo Vallecano, en octubre de 2002. "Dani era un jugador, pero también era mi amigo. Hacía muchos años que le conocía. Es muy difícil de explicar lo que se siente en estos momentos. Tengo un enorme sentimiento de tristeza", resumió con pesar.

Los aficionados depositaron en el estadio velas y fotos en homenaje al capitán

"La maquinaria del club está en marcha para tratar de solucionar todos los problemas que puedan surgir", afirmaba desde Barcelona, al filo de la medianoche, Germán de la Cruz, consejero delegado del Espanyol. "Estoy muy jodido porque era un tío impresionante", manifestó Albert Crusat, ex compañero de Jarque en las categorías inferiores del club blanquiazul y que ahora milita en el Almería.

Desde San Francisco, donde el Barcelona está a punto de cerrar su gira norteamericana, Joan Laporta, el presidente del club azulgrana, también se sumió al luto. "Esta terrible pérdida nos toca muy de cerca. Quiero transmitir en nombre del club nuestro más sentido pésame al Espanyol por la trágica pérdida de su capitán y también a su familia", dijo Laporta. Los jugadores del Barça lucieron esta madrugada un crespón negro en sus camisetas en el partido que les enfrentó al Chivas de Guadalajara. La noticia llegó también a Mestalla mientras el Valencia y el Arsenal disputaban el Trofeo Naranja. Los jugadores de ambos equipos guardaron un minuto de silencio en el descanso y Unai Emery, entrenador valencianista, hizo de portavoz. "Estamos conmocionados y los jugadores cabizbajos", manifestó. Los del Mallorca, que se enfrentaron al Palermo, también guardaron un minuto de silencio y lucieron brazaletes negros.

El Madrid, por su parte, empleó su página web para mostrar su apoyo a los familiares de Jarque. "El Madrid muestra su solidaridad a toda la familia de Jarque, al Espanyol y a toda la afición espanyolista en estos momentos de dolor por el fallecimiento de su jugador", constaba en la nota. Lo mismo hizo el Atlético: "El club desea transmitir su más sincero pésame a los familiares y amigos de Jarque y al Espanyol por tan irreparable pérdida". La Federación Española de Fútbol también expresó su "apoyo incondicional" a la familia del futbolista y al club. "Es una noticia que no debe producirse nunca. Jamás a esa edad. Para la federación es una noticia trágica porque era uno de sus jugadores, pues estuvo en todas sus categorías", indicó Jorge Carretero, portavoz. La federación catalana anunció tres días de duelo por la pérdida.

Decenas de aficionados blanquiazules fueron anoche al nuevo estadio con velas y fotos de Jarque para rendirle homenaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de agosto de 2009