Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo del sector de la hostelería de Málaga asegura dos años de paz laboral

Llegó la paz, pero tardó. A las seis horas de empezar la reunión la tarde del martes, los sindicatos y patronales del sector hostelero malagueño aún tenían asuntos que concretar. El aumento de sueldo del 3% que querían los sindicatos para 2009 lo tenían ya en el bolsillo. "Donde la negociación se atascó fue en la prórroga del convenio", recordó ayer Lola Villalba, secretaria general de Hostelería de CC OO en Málaga. La patronal quiso prorrogar el convenio colectivo hasta 2011, un año más de lo esperado, y pagar un aumento de sueldo para entonces del IPC real del año anterior, de 2010. Los sindicatos dijeron que "de eso nada", que querían el IPC real del año vigente, de 2011, más un punto. Al final, después de seis horas largas, pactaron el IPC de 2011 más el 0,25%.

Los sindicatos han conseguido su propósito: un aumento de sueldo de un 3% para este año. Lo que no se esperaban es que Aehcon y Aehma, asociaciones de empresarios de hoteles por un lado, y bares y restaurantes por otro, introdujesen elementos nuevos en la negociación. Al principio de la reunión, las patronales pretendían prorrogar el convenio hasta 2011. En 2010 querían pagar un incremento de los sueldos en base al IPC real de 2009, y en 2011 en base al IPC real de 2010. Tanto CC OO como UGT se negaron y contraatacaron: En 2010 se pagaría un aumento de sueldo de acuerdo con el IPC real de 2010 y, hasta que saliese (a principios de 2011), se pagaría el del año anterior. La solución adoptada pasa por la revisión de la subida de los sueldos. Los trabajadores temporales, de esa manera, también se beneficiarán del aumento. Para 2011, los sindicatos pidieron lo mismo pero con una diferencia, exigían un punto porcentual más, es decir, el IPC real de 2011 más un punto.

"Las patronales dijeron que estábamos locos", contó a este periódico Lola Villalba. La diferencia provocó un receso y la vuelta a la mesa. Los sindicatos, representados por Villalba, Gonzalo Fuentes, secretario regional de Hostelería de CC OO, y José Antonio Sedano, de UGT, ofrecieron medio punto en lugar de uno, pero nada. Las patronales aceptaban pagar la subida de sueldos en base al IPC de cada año -en 2010 el del 2010 y en 2011 igual-, pero no el punto extra del segundo año, lo que provocó otro parón.

Al final todo se arregló, los empresarios ofrecieron un cuarto de punto y los sindicatos, después de darle vueltas en el jardín del Parador de Golf de Málaga, donde se celebró la reunión, aceptaron. Ambas partes pactaron, además, la creación de una comisión de estudio del convenio que, entre otras cosas, se ocupará del calendario laboral y la cláusula de descuelgue, que permite descolgarse del convenio a empresas que han tenido dificultades económicas durante un mínimo de tres años.

La asamblea de delegados sindicales suscribió ayer a mediodía el pacto. "No es para tirar cohetes, pero bueno", suspiró Lola Villalba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de agosto de 2009