Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

La peculiar manera de recortar el gasto de Schwarzenegger

El gobernador propone, cuchillo en mano, medidas contra la crisis

Lo que el gobernador de California pretende significar con el enorme cuchillo que muestra a la cámara no está claro. Sobre lo que no cabe ninguna duda es que impresiona. Ahí está, el hombre que encarnó a Terminator, grande como un armario de dos cuerpos, con una voz fuerte y un acento tremendamente marcado por su Austria natal a pesar de llevar más de la mitad de su vida en Estados Unidos. Ahí está Arnold Schwarzenegger, de profesión actual político republicano, sentado tras su mesa de despacho del capitolio de Sacramento blandiendo un machete de 60 centímetros de hoja.

Parece que el gobernador quiere agradecer al público a través de un vídeo colgado en su página de Twitter las propuestas enviadas para cortar el presupuesto, tras el anuncio a mediados de la semana de que había acuerdo en el Congreso para reducir el déficit en 10.000 millones de euros, dinero que se quitará de partidas tan serias como la salud o la sanidad.

No es cosa de broma. Aunque es lo que intenta Gobernator. Poner un poco de sentido del humor a un tema tan arduo y serio como el déficit estatal, que alcanza la astronómica cifra de 18.000 millones. "Ustedes han propuesto grandes ideas", dice Schwarzenegger mirando fijamente a la cámara. ¿Por qué no autografiar los automóviles de la flota estatal puesto que eres un gobernador y una celebridad?, ha propuesto un contribuyente californiano. "Luego se pueden vender los coches por más dinero", dedujo sagaz el gobernador. "Eso es exactamente lo que vamos a hacer". Nada dijo del uso que pensaba darle al cuchillo, regalo de un buen amigo, por cierto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de julio de 2009