Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El campista de Calp hace recular al equipo de Tur

El gobierno local que el alcalde de Calp, el nacionalista Ximo Tur, comparte con PP y PSD, encajó en el pleno de ayer su primer revés, motivado por las discrepancias internas en las filas populares. Tur no pudo sacar adelante su plan de saneamiento debido a la oposición de su propio concejal de Hacienda, el campista Fernando Penella. El rechazo de Panella obligó tanto al alcalde como a los ediles ripollistas que lo apoyan a dejar el documento sobre la mesa antes de arriesgarse a quedarse en minoría en la votación.

De esta forma, la pugna que desde hace tiempo enfrenta a las dos corrientes del PP local amenaza ahora la estabilidad del gobierno de Tur. Entre los ripollistas se encuentran el ex alcalde Javier Morató o el diputado provincial Juan Roselló, imputado por el caso Aguas de Calpe. Penella rechazó el plan de saneamiento argumentando que el mismo cuenta con un informe desfavorable del interventor, que lo considera "ilusorio" al contemplar el ingreso de más de 7 millones de euros en ingresos por futuros planes urbanísticos, cuando en todo 2009 el Ayuntamiento apenas ha percibido por este concepto 200.000. El alcalde por su parte argumentó que lo dejó sobre la mesa "debido a la discrepancia o desconocimiento de los ediles de la corporación".

La oposición aprovechó el golpe de mano del edil campista para subrayar la debilidad del ejecutivo de Tur. La edil crítica del BNV, Antonia Avargues, felicitó a Penella "por su valentía" y el portavoz del PSPV, Luis Serna mostró su sorpresa por la circunstancia de que el edil de Hacienda no hubiera participado en un plan de saneamiento que calificó de "ilegal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de julio de 2009