Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACTIVIDADES CULTURALES

Milos Forman da clase de cine

El director checo ofrece sus enseñanzas a un grupo de alumnos en Málaga

"Es un placer escucharle. Milos es, además de un sabio y un maestro del cine, una persona muy humilde". Así resumía ayer el director y guionista Joaquín Oristrell el sentimiento que compartía con los 52 alumnos del Campus Cinematográfico Andaluz, que se celebra en Málaga hasta el próximo domingo, poco antes de que el oscarizado director checo Milos Forman (Caslav, 1932) impartiese su segunda clase magistral sobre cine.

"Campechano", "accesible", "afable" fueron otros de los calificativos empleados por los alumnos y profesores de este campus que desde hace tres veranos organiza la Consejería de Cultura y la Diputación de Málaga para definir al cineasta checo. Y es que Forman, ajeno a divismos pese a contar con dos Oscar como director por Alguien voló sobre el nido del cuco (1975) y Amadeus (1984), compareció en su segundo día de clase tan ilusionado por el contacto con estos futuros cineastas como asegura que se ha mostrado desde su llegada a Málaga el director del campus, el realizador malagueño Kike Mesa.

"Llegó el sábado pasado con parte de su familia y desde el primer momento se ha visto que está encantado con participar como profesor en el campus. Además, le ha gustado mucho Málaga", explica Mesa, quien ha ejercido de cicerone del cineasta por los chiringuitos del litoral para que saciase sus ganas de pescaíto e incluso le ha encontrado una escuela de flamenco a su nieta.

"La gran razón por la que he acudido a este campus es la curiosidad. Tengo mucha curiosidad por saber qué les interesa a estos chicos, que representan la nueva generación de cineastas. Deseo saber qué cosas les inquietan y atraen y qué quieren reflejar en la pantalla", explicaba Forman el pasado lunes durante la presentación del campus.

Dan las 12.00 y Forman aparece puntual para comenzar su segunda lección ante los alumnos, venidos de distintos puntos de la geografía española e incluso desde Milán y Roma. Por apenas 400 euros gozan de una semana de inmersión en el cine de la mano de profesores como Oristrell, Gracia Querejeta, Jesús Franco o Antonio Hens, además de contar con alojamiento y pensión completa.

"¿Habéis estado escribiendo el guión?", preguntaba inquieto al inicio el director checo a los alumnos, quienes el lunes por la tarde debían pergeñar un guión de no más de 10 páginas para el trabajo audiovisual que habrán de filmar durante la semana y presentar en la noche del sábado. "Yo prefiero tener un guión sólido en el que apoyarme, pero me gusta que en el rodaje de la escena haya sitio para la improvisación. Un 10% de improvisación a la hora de rodar puede deparar momentos únicos, increíbles", añadía Forman, que respondía de forma precisa a cuantas cuestiones o dudas le trasladaban los alumnos, como la forma de dirigir a los actores. "A mí me gusta rodar con actores que no se sepan al dedillo el guión, pero hacerles actuar siguiendo el guión, que yo ya me sé de memoria, dándoles indicaciones para que el diálogo sea más real, más fresco, más vivo", desvelaba.

Forman recordó a uno de sus actores fetiche, Jack Nicholson, a quien dirigió en Alguien voló sobre el nido del cuco. "Apenas tuve que hablar con él o dirigirlo, porque los grandes actores son también grandes profesionales. Jack se sintió extraño y me dijo que era el único director que no le incordiaba durante el rodaje", rememoró, divertido, Forman, que esta noche recibirá un homenaje abierto al público. Tras la proyección de su película Amadeus, Forman recibirá el premio Espejo Pintado del campus y mantendrá un coloquio con el público asistente.

en el auditorio de la diputación de málaga (pacífico, 54). a las 19.00. entrada libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de julio de 2009