Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallados restos humanos en las obras del Faro de la Moncloa

Las obras de acondicionamiento para reabrir al público el Faro de la Moncloa sacaron ayer a la luz restos humanos cuya antigüedad está por determinar. Fuentes policiales señalaron que, en cualquier caso, no se trata de un cadáver reciente, sino de varios restos óseos antiguos.

El hallazgo se produjo alrededor de las 13.30 de ayer, cuando los obreros hacían una zanja en las inmediaciones de las obras. Agentes de la comisaría de Moncloa-Aravaca se personaron tras el aviso y pusieron los restos en custodia del juzgado de guardia. Según las fuentes policiales, los profesionales del Instituto Anatómico Forense serán los responsables de determinar la antigüedad exacta de los restos.

Ayer por la tarde, la zanja donde fueron localizados los huesos permanecía precintada, mientras continuaban los trabajos bajo el mirador. Se trata de una obra del Ayuntamiento de Madrid sufragada con los fondos de inversión local del Gobierno central. Comenzó en marzo pasado con el objetivo de reabrir la infraestructura, cerrada al público desde 2005 por incumplir la normativa de seguridad. Está previsto que la remodelación esté terminada a finales de este año, para lo que se ha destinado una inversión de 4,5 millones de euros.

El Faro de la Moncloa, construido hace 18 años, es una estructura de 110 metros de altura que ilumina las infraestructuras de la avenida del Arco de la Victoria. Es, además, el soporte de antenas de radio y telecomunicaciones y uno de los mejores miradores para ver la ciudad.

Las obras en las que se han hallado los restos están dirigidas por el mismo arquitecto que proyectó el edificio en 1991, el madrileño Salvador Pérez Arroyo. Tras los trabajos, el faro quedará adaptado a la normativa vigente en materia de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de julio de 2009