Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Motociclismo

Gibernau se queda sin moto

El Pocero retira su equipo del Mundial de MotoGP por la crisis económica

Ocho carreras le ha durado a Sete Gibernau su aventura de regreso al campeonato del mundo de MotoGP. Francisco Hernando, Paco El Pocero, ha decidido cerrar el equipo y retirarse del Mundial, y eso deja sin moto al piloto catalán, de 36 años, que volvió a competir tras pasarse dos en el retiro. La escudería ya no viajará al circuito de Sachsenring, donde este domingo se disputará el Gran Premio de Alemania. Según el comunicado oficial emitido ayer, las causas de este abandono hay que buscarlas en la crisis económica que azota al mundo y que habría hecho que el propietario cerrara el grifo de sopetón y sin previo aviso. En cualquier caso, los hay que apuntan directamente a la mala salud de los negocios del constructor español, tanto los que ha llevado a cabo en España en los últimos años como los que pretendía adjudicarse en Guinea Ecuatorial -36.000 viviendas, carreteras y alumbrado-, y que no han salido como él esperaba.

La escudería ya no disputará el Gran Premio de Alemania de este domingo

El mes pasado, Hernando anunció que abandonaba la macrourbanización de Seseña, en Toledo, donde Onde 2000, su empresa promotora, sólo ha construido 5.600 de las 13.000 viviendas que había prometido inicialmente. Y hace poco, un miembro del Gobierno ecuatoguineano negó que El Pocero tuviera ninguna licencia para construir en ese país.

La Ducati de Gibernau se presentó en pretemporada decorada con el nombre de Guinea Ecuatorial en la panza, a la espera de que el promotor llegara a un acuerdo con el Gobierno de Teodoro Obiang para promocionar el país, una circunstancia que nunca se concretó. "El primer sorprendido ante esta decisión soy yo", aseguraba ayer Gibernau en una nota. "Es una verdadera lástima que tengamos que abandonar en estos momentos, cuando estábamos convencidos de estar cerca de recoger los resultados que buscábamos", lamentaba el catalán.

"Estoy en estado de shock", confirmaba ayer a este periódico un miembro del equipo, que en ese momento aún no había recibido ninguna notificación por parte de sus jefes. "La verdad es que es una putada que pase esto con el campeonato en marcha. ¿Qué hago ahora? ¿Le voy a pedir trabajo a mi vecino, que es payés?", alucinaba esta fuente. Al parecer, algunos de los integrantes de la escudería ya no cobraron las nóminas pertenecientes a los meses de mayo y junio, aunque otros sí lo hicieron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de julio de 2009