Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:IÑAKI AÑUA | Director del Festival de Jazz de Vitoria

"La austeridad no ha rebajado la calidad"

El programa de esta 33ª edición del Festival de Jazz de Vitoria no entiende de crisis (la venta de entradas lo va confirmando) y respira homenaje a la música negra por todos sus poros, una debilidad reconocida de su eterno director, Iñaki Añua (Vitoria, 1943).

Pregunta. Desde la noche dedicada al gospel de mañana hasta la velada homenaje a Billie Holiday, el programa del festival se puede presentar como un inesperado réquiem a uno de los iconos de la música negra, el recientemente fallecido Michael Jackson.

Respuesta. Siempre he amado la música negra. Cuando era joven y existían los guateques, mis amigos se disgustaban porque prefería a Little Richard en lugar de Elvis Presley o Jerry Lee Lewis. Sintonicé con James Brown cuando vino a Vitoria por mi querencia por el gospel, el soul o el funk. Y coincido con Clint Eastwood, sin haber hablado nunca con él, en su consideración de que el rock and roll es el rythm and blues tocado por blancos. En efecto, no puedo negar esa querencia por los géneros de lo que se conoce como música negra.

"No puedo negar mi querencia por los géneros de la música negra"

"No hemos reducido el presupuesto en los artistas, sino en gastos secundarios"

P. El 17 de julio, Madeleine Peiroux recordará la figura de Billie Holiday, en su 50 aniversario, una figura mítica, a pesar de sus carencias como cantante de jazz.

R. Pero es que decía las letras como nadie lo ha hecho desde entonces. Aunque tu inglés sea rudimentario, las interpretaciones de Billie nunca te dejan indiferente.

P. El programa de este año enfrenta a dos de los grandes guitarristas del momento, John Scofield y Pat Metheny. Incline la balanza.

R. Imposible, porque no son comparables. Scofield, como buen discípulo de Miles Davis, mantiene ese espíritu de búsqueda continua, que le lleva de Ray Charles al gospel, por citar los argumentos de sus dos últimos discos. Y de Pat Metheny, qué decir; su vinculación con el festival es casi familiar. No en vano va a dirigir un seminario de guitarra y luego interpretará su único concierto en Europa. Con Charlie Haden, por cierto, íntimos amigos.

P. Un bolo insólito, porque además actúan como teloneros.

R. Es que su repertorio común se reduce al magnífico disco Beyond the Missouri sky. Fue una petición expresa del propio Metheny, que me confirmó (sabedor de que podía apagarse el atractivo de la velada) que mantenía el ritmo de la noche con su participación en los conciertos posteriores de Diego Amador y Javier Colina, cuya música ya está estudiando. Un gesto que da idea de la calidad humana de Metheny.

P. El Festival cuenta con una sección muy querida por el aficionado, Jazz del siglo XXI, donde se presentan jóvenes promesas que algunas acaban luego en Mendizorrotza. ¿Cuál es su apuesta en este 2009?

R. En efecto, Roy Hargrove o Gonzalo Rubalcaba (a quien conocíamos como Gonzalito) empezaron en esos conciertos de media tarde. Este año destacaría al bajista Hadrien Feraud, un chaval a quien su padre le llevó a ver de niño a Jaco Pastorius y parece que heredó con creces las virtudes del maestro del bajo. Y luego tengo enormes esperanzas en la cantante Lyambiko, una intérprete mestiza de cualidades singulares.

P. Y la pregunta inevitable. ¿Cómo afronta la crisis el Festival de Jazz de Vitoria?

R. Con previsión y economía, sin bajar la calidad ni la duración del festival. Las cuentas del año pasado fueron buenas, aunque ya vislumbramos la crisis en la caída de ventas en merchandising. Ante las previsiones negativas, nuestra apuesta fue reducir el presupuesto no tanto en la contratación de músicos, sino en gastos que se pueden considerar secundarios. Por poner un ejemplo, el concierto que inaugura hoy el festival, con bandas de New Orleans, lo hemos trasladado desde las campas de Armentia al escenario fijo de Mendizorrotza, lo que supone un ahorro de 30.000 euros.

P. ¿Cómo va la venta de entradas?

R. A día de hoy [por ayer], llevamos más entradas vendidas que el año pasado. Nos hace falta un empuje para las tres primeras noches, que presentan los conciertos estrella aunque con el inconveniente de que se celebran en día laborable.

Conciertos imprescindibles

- John Scofield & The Piety Street Band, seguidos de The Blind Boys of Alabama. Lunes, 13 de julio. Mendizorrotza, 20.30 (20 euros).

- Lee Konitz, Brad Mehldau, Charlie Hadenn, Jorge Rossy. Martes, 14 de julio. Mendizorrotza, 21.00 (25 euros).

- Madeleine Peiroux y Dee Dee Bridgewater. Homenaje a Billie Holiday. Viernes, 17 de julio. Mendizorrotza, 21.00 (25 euros).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de julio de 2009

Más información