Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Primer paso para juzgar a Camps

El PSOE exige al presidente valenciano que dimita

La oposición pide que se reúnan las Cortes Valencianas

Los socialistas valencianos exigieron ayer que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, renuncie a su cargo, tras conocer la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de seguir adelante con el procedimiento judicial por un supuesto delito de cohecho. La exigencia de dimisión fue acompañada por la petición de una convocatoria urgente de la Diputación Permanente de las Cortes Valencianas para que Camps ofrezca explicaciones y asuma sus responsabilidades políticas.

El secretario general de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, reiteró ayer hasta seis veces que Francisco Camps tiene que dimitir por haber mentido a los valencianos. "Dijo que daría explicaciones y lo que ha hecho es mentir a todos", subrayó Alarte. "La decisión del Tribunal Superior de Justicia hace imprescindible una regeneración democrática y la renuncia inmediata de Camps", sentenció el secretario general de los socialistas valencianos. Alarte aseguró que su partido está preparado para asumir el cambio y el relevo cuando sean convocados a las urnas.

El dirigente socialista, que ayer mantuvo una reunión de partido en Elche, argumentó que el Gobierno autónomo vive una crisis institucional sin precedentes. "Mariano Rajoy es colaborador necesario y responsable de que Camps siga en el poder", insistió. El dirigente del PSPV-PSOE pidió al líder del Partido Popular que actúe y suspenda de militancia, tanto a Camps como al secretario regional del partido, Ricardo Costa, también imputado en la misma causa.

La secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, manifestó que ahora "ya empieza a ser una realidad judicial lo que todos los ciudadanos sospechan" del caso Camps.

Para el PSOE el auto del magistrado José Flors "supone un salto cualitativo de una trascendencia indudable en el devenir de la causa, ya que aprecia indicios de delito que obligan a Camps a replantearse la situación política". "Camps ya no puede seguir echando la culpa a los demás de la situación en la que se encuentra por actuaciones que son exclusivamente responsabilidad suya", sentenciaron los socialistas, que consideran que el auto muestra la relación del presidente valenciano con la trama del caso Gürtel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de julio de 2009