Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banderas tendrá que ceder terreno de su casa marbellí

El chalé se levantó con una licencia ilegal concedida a Encarna Sánchez

La casa que Antonio Banderas posee frente al mar en Marbella le sigue dando quebraderos de cabeza. El nuevo plan general urbanístico marbellí plantea que el actor ceda 1.243 metros cuadrados de terreno como compensación a la ciudad por haberse levantado la vivienda con una licencia ilegal.

El cineasta compró el inmueble, situado en la urbanización Los Monteros, en 1997 a los herederos de la periodista Encarna Sánchez, que había solicitado el permiso de construcción al entonces alcalde Jesús Gil dos años antes. Parte de la parcela sobre la que se levanta la casa estaba calificada en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente como zona de equipamientos, por lo que era ilegal conceder una licencia para un edificio residencial. Además, la parte sur de la finca invadía el dominio público marítimo terrestre -la playa- e impedía el libre acceso al litoral, por lo que vulneraba la Ley de Costas.

Ahora, para lograr regularizar la casa, Banderas deberá entregar al Ayuntamiento la franja sur del jardín, lo que servirá para recuperar la servidumbre de paso al mar. La nueva linde se sitúa prácticamente sobre el lugar que ocupa la piscina. Esta solución es menos traumática que la ordenada en 2003 por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que decretó el derribo de la parte del chalé ubicada en zona de equipamientos. Esa sentencia fue ratificada en 2008. Sin embargo, el Ayuntamiento ya había iniciado los trámites para regularizar la casa de Banderas -y otras 18.000 viviendas ilegales herencia de Jesús Gil- por la vía de la compensación.

Los vecinos del actor planean acudir a la fiscalía si se legaliza la vivienda.

Banderas y su familia pasan temporadas en esta casa, casi siempre coincidiendo con la Semana Santa y el verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 2009