Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Querella presentada, negada y retirada

El PP nacional denunció por prevaricación a Chaves en el Supremo el lunes y ayer dio marcha atrás - Arenas no aclara si la iniciativa había salido de Andalucía

El punzante guión de ataque del PP andaluz a los socialistas del último mes, y el más duro de la legislatura, cogió ayer aires de comedia. A primera hora de la tarde se supo que el partido había presentado el pasado lunes una querella ante el Tribunal Supremo (TS) contra el vicepresidente tercero del Gobierno y presidente federal del PSOE, Manuel Chaves, y su hija Paula, por prevaricación y tráfico de influencias, a raíz de la concesión, cuando era la máxima autoridad de la Junta, de una subvención a una empresa en la que trabaja su hija.

La querella estaba registrada a nombre del PP andaluz, pero éste, al conocer la noticia -que trascendió por conductos judiciales- lo negó tajantemente. Se organizó un aparatoso desconcierto y una espera interminable. Finalmente, la sede central de Génova envió un comunicado en el que reconocía la iniciativa en los tribunales y anunciaba su retirada.

Aunque la querella fue registrada en nombre del PP andaluz, éste lo negó

El abogado que tramitó la iniciativa actúa siempre a las órdenes de Trillo

Todo ocurrió en pocas horas.El Parlamento andaluz debatía ayer la creación de una comisión de investigación -que fue rechazada por la mayoría socialista- sobre el incentivo de 10 millones de euros a la empresa Minas de Aguas Teñidas (Matsa), donde la hija del ex presidente, Paula Chaves Iborra, está contratada como letrada. El PP andaluz y su líder Javier Arenas han convertido este asunto en su tema estrella y no ha habido sesión de la Cámara autonómica en la que los diputados populares hayan dejado de acribillar con ásperas preguntas al gabinete del actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Lo mismo ha ocurrido en el Congreso de los Diputados, donde el objetivo a batir ha sido directamente Chaves.

Pero hasta ahora, los canales elegidos habían sido sólo políticos y administrativos. Apenas dos horas antes de que saltara la noticia, fuentes del entorno de Arenas habían comentado que prácticamente descartaban ir contra Chaves por la vía penal. En primer lugar, porque la querella, con los datos que se conocen, tiene pocos visos de prosperar; y segundo, porque, aseguraron, en el partido no hay "ningún interés" de ver al socialista "en los tribunales". Estas fuentes, en una conversación informal en los pasillos de la Cámara, apuntaron, incluso, que sus servicios jurídicos opinaban que el presunto tráfico de influencia podría estar en la intervención de supuestos mediadores y no en la actuación de Chaves.

El PP andaluz trabaja en estos momentos en la línea de un contencioso administrativo por una presunta violación de la Ley Incompatibilidades.

En un primer momento, los servicios de prensa de Arenas desmintieron la noticia. El líder popular y su segundo, Antonio Sanz, llegaron a afirmar que no podían confirmar la veracidad de la querella, aunque estaba registrada a nombre de la organización andaluza. Después se convocó una reunión urgente de la cúpula en el mismo Parlamento, con la promesa de dar una explicación. Bien entrada la tarde, y pese a la formidable expectación, el PP andaluz dijo que iba a ser Génova la encargada de esclarecer el entuerto.

El PP nacional, sobre las 20.00, remitió entonces un suscinto comunicado en el que oficializó la marcha atrás con el argumento de que "había obtenido nuevos datos" y quería ampliar la documentación. En la nota se dice también que dos equipo de abogados trabajan en Andalucía y en Madrid, con lo que sugiere una posible descoordinación. En cualquier caso, Javier Arenas se fue del Parlamento sin decir nada más ni aclarar si la denuncia se había interpuesto a sus espaldas.

La querella lleva la firma del procurador José Luis Recuero y del abogado Juan Ramón Montero Estévez, representantes habituales del PP ante la jurisdicción penal. Montero actúa siempre a las órdenes de Federico Trillo, responsable de Justicia en el PP, informa Julio Martínez Lázaro.

"Ataque a todo el PSOE, que lo sepan"

Con las actuaciones contra Manuel Chaves se está atacando al secretario general de los socialistas andaluces y por lo tanto "a todo el PSOE de Andalucía, que lo sepan". Esta advertencia salió ayer de la boca del portavoz socialista, Manuel Gracia, quien atribuyó a la "manía obsesiva" del líder del Partido Popular, Javier Arenas, la presentación de una querella por prevaricación contra el ex presidente andaluz.

Esto lo dijo antes de conocer que los populares habían decidido recular en su querella ante el Tribunal Supremo, pero indica que los socialistas van a defender con contundencia al también presidente federal del PSOE. "No hay ni un militante del PSOE que no sienta como propio ese ataque a nuestro secretario general", subrayó Gracia.

Momentos después de conocer que los populares habían retirado la querella, los socialistas ya estaban intercambiando impresiones por teléfono sobre la rocambolesca secuencia de hechos que protagonizó el PP acerca de la actuación contra el presidente andaluz. Es más que probable que hoy los más destacados dirigentes socialistas insistan en el "ridículo" en que, según aseguraban ayer fuentes socialistas, habría incurrido Javier Arenas.

El portavoz parlamentario mostró su "absoluta confianza" en que no hay nada punible penalmente en la actuación de Manuel Chaves en la aprobación de la ayuda de 10 millones de euros a Matsa, en la que la hija del ex presidente "no ha intervenido, salvo en la aceptación del incentivo ya aprobado".

Gracia aseguró que no hay motivo para una querella penal y defendió la actuación "transparente" de la Junta al dar a conocer a los populares el expediente.

Cronología

- 13.00. El PP plantea dos preguntas en la sesión de control al consejero Martín Soler. Éste le anima a acudir a los tribunales.

- 14.30. Debate de la petición de una comisión de investigación. El PP pide "responsabilidades políticas". Elude hablar de las actuaciones en los tribunales.

- 16.30. El portavoz del PP, Antonio Sanz, y portavoces del PP niegan en los pasillos del Parlamento que haya ninguna querella.

- 17.30. Los periodistas muestran los teletipos con la información. Arenas y Sanz se reúnen.

- 18.00. El PP anuncia un comunicado de prensa y asegura que si no queda claro hará declaraciones.

- 19.00. El portavoz socialista, Manuel Gracia, califica la querella de un ataque "a todo el PSOE".

- 20.01. El PP nacional envía un comunicado en el que asegura que retira "la querella interpuesta el pasado lunes a fin de ampliar la documentación y formularla en todos sus extremos".

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de junio de 2009

Más información