Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Telefónica promete más dividendo pese a la crisis

Alierta ve signos de recuperación en este trimestre

Hay dos formas de contentar a los accionistas: la subida de la cotización o el pago del dividendo. Con los mercados revueltos, es más seguro apostar por la segunda opción. El problema es que la crisis financiera ha dejado sin liquidez a las empresas que tienen que dedicar su beneficio a financiarse. Telefónica no parece tener ninguno de esos problemas y va a aumentar el dividendo.

El presidente de la operadora, César Alierta, anunció ayer, en la Junta General de Accionistas, "el compromiso de Telefónica de priorizar la remuneración al accionista en el uso de la caja y de incrementar progresivamente el dividendo por acción".

El anuncio supone un respiro para los 1,5 millones de accionistas que tiene la operadora y que han visto cómo la cotización caía un 28,7% en 2008, tras cinco años de subidas consecutivas. En lo que va de ejercicio, la cotización ha caído poco más del 1%. La fuerte generación de caja ha permitido ya a Telefónica elevar el dividendo hasta 1,15 euros en 2009, lo que supone un aumento del 15% respecto al dividendo del ejercicio anterior, de un euro por acción. El pago de este dividendo se realizará en dos tramos; el primero de ellos, de 0,5 euros por acción, se pagará el 11 de noviembre próximo.

En 2008, Telefónica dedicó 6.340 millones de euros a retribuir a sus accionistas, tanto mediante el pago de dividendos como mediante el programa de recompra de acciones, lo que supone que ha destinado el 69% del flujo de caja libre generado.

Alierta dejó además un mensaje de esperanza al afirmar que están detectando avances en la evolución del negocio, preludio de lo que puede ser una recuperación. "Notamos algunas mejoras en el segundo trimestre", dijo.

Para acallar algunas intervenciones sindicales, Alierta afirmó reiteradamente que, pese a la crisis, Telefónica no se plantea ningún tipo de recorte de plantilla, porque ya realizó "de manera ordenada y a tiempo" los ajustes de empleo que eran necesarios, a diferencia de muchas operadoras europeas que deben enfrentarse ahora con ese problema en plena recesión.

La junta aprobó la reducción de capital en 141 millones de acciones y el plan de compra incentivada de acciones para empleados, Además, Telefónica anunció ayer que ha puesto en marcha una oferta pública de adquisición (OPA) sobre el 1,8% del capital que aún no controla en su filial argentina TASA a instancias de un socio minoritario. Telefónica, que ofrece un peso argentino por acción, ya controla el 98,2% de la argentina. El valor de la compra ascendería a unos 24 millones de euros.

Asimismo, la operadora cerró una emisión de bonos por un importe de 2.250 millones de dólares (unos 1.622 millones de euros), en dos tramos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de junio de 2009