Telefónica sube el diviendo para 2010 un 21% pero reduce su beneficio por acción a 2,10 euros

Alierta afirma que el grupo siempre "cumple" con sus accionistas "incluso en los peores escenarios"

Telefónica sigue luciendo músculo frente a la crisis y contentando a sus accionistas, pese a que el deterioro de la actividad también hace mella en sus cuentas. El operador, la mayor compañía española por capitalización, ha cumplido con lo prometido y volverá a aumentar sus dividendos en 2010, aunque el "peor escenario" de lo previsto en el que se ha desenvuelto el mercado en el último año le ha obligado a reducir su objetivo de beneficio por acción de los 2,304 euros que anunció al presentar los resultados de 2008 hasta los 2,10 euros.

Según ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Telefónica ha afirmado que su objetivo es alcanzar un beneficio neto por acción de 2,10 euros en 2010, y ha adelantado que distribuirá un dividendo de 1,40 euros por acción para dicho ejercicio, lo que representa un incremento del 21,7% frente al ejercicio anterior.

Más información
Telefónica promete más dividendo pese a la crisis
Telefónica reta a Vivendi con una OPA sobre la brasileña GVT

El presidente del grupo, César Alierta ha destacado en la VII Conferencia para Inversores de Telefónica que la compañía "cumple" siempre con sus objetivos y ha achacado el recorte en el beneficio previsto por acción a los tipos de cambio y a la situación económica actual. Además, ha recordado que las pruebas de estrés ya apuntaban a que este bajaría a 2,10 euros en "un escenario extremo".

"Han pasado dos años desde Londres -cuando se celebró el Día del Inversor en el que se publicaron por primera vez sus objetivos para 2010- y nadie podía pensar entonces que ahora estaríamos en una de las peores crisis de la historia", ha justificado Alierta antes de insistir en que, de todas las maneras, la compañía "sigue siendo líder" en la industria de las telecomunicaciones.

Previsiones para 2012

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Para 2012, la operadora también se ha propuesto incrementar hasta un mínimo de 1,75 euros por título el dividendo que abonará a sus accionistas. La compañía, que el miércoles anunció una OPA sobre la brasileña GVT, quiere cerrar este periodo con un aumento de los ingresos de entre un 1% y un 4%, incrementar el resultado operativo antes de amortizaciones (OIBDA) ente un 2% y un 4% y elevar el resultado operativo entre un 4% y un 7%.

Con vistas al futuro, el presidente de Telefónica ha declarado que el grupo priorizará su política de dividendos y de crecimiento orgánico. "Seremos selectivos con respecto a las fusiones que llevemos a cabo, centrándonos en los mercados en los que estamos presentes y fomentando el crecimiento orgánico", ha restaltado antes de admitir que, en cualquier caso, estarán atentos "para aprovechar las oportunidades que aparezcan en el mercado".

Para los próximos tres años, Alierta ha avanzado una inversión de más de 30.000 millones de euros, con un flujo de caja operativo superior a los 64.000 millones y un flujo de caja libre de más de 40.000 millones. Fondos que el grupo destinará principalmente a incrementar la remuneración al accionista, antener un apalancamiento estable y a crecer orgánicamente. Además, se ha mostrado confiado en que logrará superar a final de 2012 los 320 millones de accesos desde los 252 millones con los que cerró 2008. No obstante, ante un mercado cada vez "más cambiante", ha defendido que es necesario un marco regulatorio "predecible" que incentive las inversiones.

Desde 2003, con el pago de un dividendo de 0,25 euros en efectivo, Telefónica ha ido incrementando su política de retribución al accionista. La sociedad dedicó 6.340 millones de euros en 2008 por este concepto. En cuanto a los pagos con cargo a este ejercicio, el operador abonará el próximo 11 de noviembre la primera parte del dividendo previsto de 1,15 euros, que a su vez es un 15% mayor al del año anterior. Los títulos de Telefónica repuntaban un 1,85% en bolsa a las 10.24 horas, hasta los 19,5 euros por acción, con lo que se colocaban al frente del resto de valores en un mercado a la baja.

César Alierta, en la junta de accionistas de Telefónica de 2006.
César Alierta, en la junta de accionistas de Telefónica de 2006.ULY MARTÍN
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS