Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Strippers' y excomuniones

En una semana plagada de informaciones tristes, Madrid ha tenido el detalle de obsequiarnos con algunas noticias que incitan al humor e incluso a la carcajada.

El miércoles se manifestaban por la ciudad miles de policías municipales de toda España. La marcha, planteada por motivos bastante razonables, se convirtió a los pocos minutos en un esperpento que hubiera encantado a Valle-Inclán. Según informaba este periódico, uno de los colectivos convocantes se encargó de contratar a speakers (locutores) para amenizar la manifestación. Pero sucedió algo sorprendente provocado por un supuesto malentendido: los montadores de la coreografía, poco duchos en inglés o algo duros de oído, interpretaron speakers como strippers (artistas de strip-tease). Efectivamente, engalanaron un camión a manera de escenario rodante y allá se subieron una mujer y un hombre expertos en ese arte. Cundió el estupor, sobre todo entre las mujeres policía que participaban en la marcha, y los bailarines se apearon del camión a toda prisa. La manifestación siguió su curso sin aliciente sensual.

A lo mejor el arzobispo excomulga a los organizadores y a los bailarines. Porque la Conferencia Episcopal está que trina. La Ley del Aborto les está sacando de sus casillas. De la calle de Añastro, sede de la Conferencia, salen amenazas de excomunión contra todas las personas que intervengan en una interrupción de embarazo, incluyendo a médicos, enfermeras y familiares del nasciturus. No se sabe si el feto se verá afectado por el anatema. Lo más gracioso es que, si sale mal la operación, médicos y familiares no serán condenados. De alguna manera, los obispos están incitando a realizar chapuzas en el quirófano. Y esto ya no da risa. Tampoco le hace gracia a la izquierda la noticia de que Gallardón vuelve a presentarse en las próximas elecciones municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de junio de 2009