Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reacciones al atentado de ETA

Indignación contra el partido de Sastre por sus amenazas

Un artículo en Gara de Alfonso Sastre, cabeza de la candidatura europea de Iniciativa Internacionalista (II), para la que pidió el voto la izquierda abertzale que no condena a ETA, provocó ayer la indignación del PSOE, del PP y de los sindicatos policiales. En el artículo, escrito, según indica el propio Sastre, el mismo día del asesinato de Eduardo Puelles, el cabeza de lista de II sugiere que los atentados son parte de un "conflicto político" y que, de no abrirse una negociación política con la banda, habrá más.

Sastre (Madrid, 1926) califica de "respuestas rituales" las reacciones del PP y del PSOE al atentado, pregunta a los socialistas si van a optar por responder al "conflicto" por la vía policial o, como dijera Carlos Iturgaiz (PP), "fumigando" a quienes votaron a II, y amenaza: "De ser así, Dios nos coja confesados, porque nos esperarían y amenazarían tiempos de mucho dolor en lugar de la paz".

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que se trataba de unas "amenazas intolerables", y el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, pidió a los jueces y al Gobierno que "actúen ya" contra la formación de Sastre, que no obtuvo representación en las europeas y a la que calificó de "disfraz político de ETA". El Tribunal Constitucional permitió su participación por considerar insuficientes las pruebas aportadas por el Supremo en primera instancia.

Por su parte, el presidente de los socialistas de Vizcaya, José Antonio Pastor, tachó de "inmoral" a Sastre por lanzar reproches a los demócratas y no a ETA. Y añadió que el artículo puede ser un nuevo indicio para una actuación del Gobierno y la fiscalía.

El Sindicato Unificado de Policía pidió la ilegalización de II y la Confederación Española de Policía estudia denunciar a Sastre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de junio de 2009