Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MÚSICA

"Las estrellas van en avión; yo, en autobús"

Intérprete de pop sintético, icono de la noche madrileña e ídolo improbable en Italia, México o Brasil, a La Prohibida le gusta definirse como starlette. Autoproduce su último disco.

La noche madrileña no sería lo mismo sin ella. Y el pop subterráneo, tampoco. Precursora de fiestas disparatadas, modelo publicitaria y musa de Fangoria, La Prohibida es una artista polivalente que lo mismo se presenta para concursar en Eurovisión que hace de mala en una telenovela para Internet como Mrs Carrington. Pero, ante todo, es una intérprete pop que saca ahora su segundo álbum, Sr. Kubrick, ¿qué haría usted? Ejemplo de absoluta autogestión, se ocupa de cada detalle relacionado con su disco, incluida la promoción. "Es duro", explica en un descanso del rodaje del nuevo clip, entre viajes a Brasil y Lisboa, "si no tienes el respaldo de una discográfica potente. Quieres hacer las cosas como las hace Kylie y que salgan todas perfectas".

Sé que hay gente que jamás me tomará en serio, pero tampoco voy a luchar por cambiarlo

EP3. ¿Eres una maniática del control?

La Prohibida. No es que no deje participar a los demás, es que o lo hago yo o no lo hace nadie. No obstante, admito que también soy muy desorganizada.

EP3. ¿Y no te sientes un poco estrella de vez en cuando?

L. P. A las estrellas las producen y las miman. Las estrellas van en avión. Yo voy en autobús. Al menos a destinos nacionales. Yo soy starlette.

EP3. Creo que has batido un récord: en tu CD aparecen listados más de 15 productores ejecutivos.

L. P. Todos me han dejado dinero para hacer el disco. Pero ya lo he devuelto. Lo pedí para que no se retrasara más, no quiero que parezca que estoy en la miseria.

EP3. ¿Qué productor te ha sufrido más?

L. P. La Terremoto de Alcorcón fue la que más invirtió de una sola vez. Me encanta pedir ayuda y poder presumir de tener gente que me apoya.

EP3. Hace un par de años intentaste ir a Eurovisión. ¿Te sigue apeteciendo?

L. P. Ya no. Preferiría representar a Luxemburgo, a Suecia o a Bélgica, que sí se lo toman en serio. El verdadero espíritu de Eurovisión no se entiende aquí. Me asociaron automáticamente con Dana Internacional, simplemente porque ella era una transexual, y yo, un hombre travestido. Cualquier otra consideración, como que hago canciones pop, se obvió.

EP3. ¿Quién te hace los trajes?

L. P. Un valenciano, Chaumen, que para mí es el mejor diseñador del planeta Tierra. Pero que quede claro que los pago de mi bolsillo, y además, Chaumen me da facilidades. Eso incluye el de astronauta de la nueva portada.

EP3. ¿A quién le harías tú un traje?

L. P. Si te refieres a lo que imagino... pon que a Rubén, un chico de Alicante.

EP3. Me refiero a hacer un traje en el sentido de criticar a saco.

L. P. ¡Uy! Entonces, más que un traje, lo que haría es organizar un gran desfile.

EP3 ¿La canción Estás donde tienes que estar va dirigida a alguien en concreto?

L. P. Sí, señor. Hay tres canciones del disco compuestas pensando en una persona que nunca diré quién es.

EP3. Y tú ¿estás donde tienes que estar?

L. P. Claro. No aspiro a más, pero tampoco a menos. Mis expectativas están más que superadas. Si mi carrera se mantuviera en este nivel, estaría encantada. Aunque reconozco que me gustaría estar más cerca de alguna productora solvente.

EP3. Si aquí Human League, por poner un ejemplo de artistas en los que te inspiras, nunca será algo normal y, menos aún, aceptado, entonces ¿qué pasa contigo?

L. P. Encima, yo voy vestido de mujer. Soy consciente de que una gran parte del público y muchos críticos jamás me tomarán en serio, pero tampoco voy a luchar por cambiar eso. Gracias a Internet sé muy bien a quién le gusto y qué tipo de artista soy.

EP3. A veces sales de gira con Fangoria. ¿Tienes enchufe?

L. P. Sí, el enchufe de la afinidad. Me han apoyado desde el primer día que pisé Madrid. Cuando no sabía ni levantar una pierna, a ellos ya les gustaba lo que hacía. Es una de las fortunas que he tenido.

EP3. Alguna vez, Alaska te ha presentado en escena como "una mujer con mucho fundamento". ¿Eres para tanto?

L. P. Creo que se refiere a que tengo una manera de ser y de hacer muy mía. No sé si es para tanto, pero tengo unos valores muy arraigados, como reivindicar tus gustos por encima de todo y con libertad.

El álbum Sr. Kubrick, ¿qué haría usted?, está editado en Susurrando. Galáctica en Madrid. La Prohibida, vestida por el diseñador valenciano Chaumen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de junio de 2009