El delegado de Ourense deplora las "ofensas" del baltarismo a Feijóo

"El PP no le hace oposición a la Xunta", advierte Rogelio Martínez

El núcleo del PP orensano afín a José Luis Baltar no encuentra el paso. En medio del revuelo generado al trascender el documento promovido por cargos de la provincia contra el presidente regional, Alberto Núñez Feijóo, el grueso de los alcaldes del baltarismo se afana en evitar pronunciarse y el propio presidente provincial canceló ayer su presencia en actos institucionales. Mientras tanto, Feijóo aseguró que ningún alcalde de Ourense le ha transmitido la más mínima queja. Tras advertir que no deben mezclarse partido y Gobierno, el presidente afirmó que no ha recibido "absolutamente nada" en relación o con el escrito avalado por Baltar.

Pero fue el hombre de Feijóo en Ourense, el delegado territorial de la Xunta, Rogelio Martínez, quien se encargó de arremeter, con unas rotundas declaraciones, contra los autores del documento, a quienes situó fuera del PP. Apenas 24 horas después de que Baltar reconociera, y justificara, la existencia del escrito contra el reparto de poderes realizado por Feijóo y tildara de "mala suerte" que hubiera sido filtrado a los medios de comunicación, Martínez advirtió de que lo malo no es que se filtrara: "Eso es lo lógico, para eso está la prensa; lo malo es el escrito".

El superdelegado fue rotundo contra quienes, dentro del PP, atacan al líder regional. "Desde luego, el PP no le hace oposición al Gobierno de la Xunta", proclamó en alusión a la corriente afín a Baltar. "Es imposible que alguien del PP haya redactado ese escrito en esos términos tan ofensivos para el presidente de la Xunta y del PP de Galicia, que acaba de ganar las elecciones hace apenas dos meses", sostuvo, en contra de la evidencia, reconocida por el propio Baltar, de que fueron cargos públicos del partido en Ourense quienes promovieron el manifiesto que critica la "humillación" a la que está sometido el barón provincial.

Martínez corrigió las aseveraciones del documento que atribuyen la victoria del PP en Galicia a Baltar y destacó que quien realmente ganó las elecciones fue Feijóo. "Los demás estamos de paso, sólo ayudamos", afirmó. Tras ello, reclamó un periodo de tiempo para "dejarle hacer su equipo" en la delegación provincial, en la que los baltaristas reclaman mayor presencia en el reparto de cargos.

La reticencia de los fieles a Baltar a asumir públicamente su respaldo al documento llevó al representante de la Xunta en Ourense a dar por hecho que "nadie lo firmó". Si nadie reconoce haberlo hecho no es, en su opinión, más que "un panfleto que anda por ahí". Martínez tuvo que hacer malabarismos para no abrir un cisma y acabó mostrando su lealtad igualmente a Baltar porque es, dijo, "mi presidente provincial".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de junio de 2009.