Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Rincón de la Victoria dimite para cumplir el pacto que firmó con el PSOE

El alcalde de Rincón de la Victoria (Málaga), José Miguel Fernández, presentó ayer su dimisión para dar cumplimiento al acuerdo alcanzado con el PSOE tras las elecciones municipales de 2007 que contemplaba que cada formación ocuparía dos años la alcaldía.

Aunque el PP fue el partido más votado en aquellos comicios en Rincón de la Victoria al lograr ocho de los 21 concejales de la corporación; el Partido Social Independiente del Municipio de Rincón de la Victoria (PSIRV), que obtuvo seis ediles, y el PSOE, que sumó cinco, llegaron a un acuerdo para formar un gobierno de coalición con alcaldía rotatoria.

Está previsto que el próximo miércoles día 17 se celebre el pleno extraordinario para la investidura de la nueva alcaldesa, la socialista Encarnación Anaya, que no fue la cabeza de lista en las últimas elecciones. La candidatura socialista la encabezó José Domínguez Palma, en la actualidad concejal de Urbanismo, que fue alcalde entre 2005 y 2007. Ya cuando se firmó el pacto, Domínguez Palma anunció que él no ocuparía la alcaldía cuando le correspondiera a su partido. Domínguez Palma es ahora también presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental.

Se da la circunstancia de que no es la segunda legislatura consecutiva en la que en Rincón de la Victoria ha sido gobernada en turnos rotatorios de dos años. Entre 2003 y 2007 el pacto lo mantuvieron PP y PSOE en una corporación muy atomizada con seis grupos políticos representados. En esos cuatro años gobernó primero el popular Francisco Salado, actualmente secretario provincial del PP y portavoz en la Diputación, y los dos siguientes Domínguez Palma, que pese a tener la alcaldía en el momento de los comicios fue el tercer partido más votado y perdió uno de los seis concejales que tenía, de ahí la renuncia de Domínguez Palma.

En estos cuatro años, Rincón de la Victoria ha conseguido un registro que lo distingue. Ser el primer y único municipio de la Costa del Sol que ha adaptado parcialmente su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) a la ley del suelo andaluza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de junio de 2009