Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Milan no puede perder 70 millones", dice Galliani

En los momentos de dificultad, cuando algún club presionaba para llevarse a alguna de sus estrellas, Adriano Galliani, vicepresidente del Milan, siempre citaba a Silvio Berlusconi: "El fútbol pertenece más a los sentimientos que a los negocios". De aquella máxima parece no haber quedado nada. Sobre todo con Kaká por medio. Así lo reconoció el mismo Galliani ayer en una entrevista en la Gazzetta dello Sport. "Todos tenemos sentimientos y corazón. Pero las cifras económicas son tales que hasta el corazón más grande tiene que enfrentarse a ellas y hacer cuentas", declaró descartando que el Chelsea haya entrado en la pugna por el jugador.

Lo dijo después de reunirse con Florentino Pérez para negociar la venta de Kaká por unos 63 millones de euros. Traducido a un lenguaje menos artificial, Galliani intenta justificar la venta del brasileño por razones económicas. "No podemos permitirnos perder 70 millones al año", confesó. Mientras que Berlusconi, en víspera de las elecciones europeas, hace como si nada hubiese pasado -"el lunes hablaré con Richy [Kaká] y decidiremos juntos", dijo antes de acusar a Ancelotti de la mala temporada: "Hemos fracasado porque no hemos adoptado la táctica que yo aconsejaba"-, Galliani admite que no se puede renunciar a ese dinero. Ha recordado que el Madrid ingresa "casi el doble" que el Milan; que es dueño de su estadio; que no tiene que dividir los ingresos de los derechos de televisión con otros equipos.

Ayer otros 200 seguidores volvieron a protestar en la sede del club. Kaká, mientras, sigue en Brasil. El martes, de madrugada, envió un mensaje de despedida a una periodista italiana. "Me voy, no podía volver a decir que no".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de junio de 2009