El BBVA ofrece la baja temporal a empleados a partir de 33 años

El banco pagará el 30% del sueldo en un periodo que va de tres a cinco años

Las entidades financieras están meditando su futuro. Son conscientes de que las fusiones y la reestructuración son el escenario más inmediato, pero no se ponen de acuerdo con la fórmula concreta. De momento, el BBVA ha lanzado una propuesta que consiste en la suspensión temporal de contrato retribuida "y con retorno garantizado", según la entidad. El BBVA paga el 30% de la retribución básica anual, con un mínimo de 12.000 euros anuales, siempre que este importe no sea superior al 40% de la retribución básica anual.

También se ofrece 3.600 euros al año como ayuda sanitaria "porque es el precio que cuesta el servicio de una aseguradora que trabaja con el BBVA", dicen fuentes del banco.

La entidad garantiza el retorno de los trabajadores que se acojan al plan

Más información

Además de la suspensión temporal, el BBVA ofrece licencias para estudios de posgrado (para los menores de 35 años) con una retribución de 6.000 euros anuales. Pueden durar hasta dos años y se exige una antigüedad de tres ejercicios. El banco también oferta licencias sin retribución para el cuidado de hijos y familiares (por un máximo de 12 meses) siempre que se haya entrado en el banco hace más de año.

Comisiones Obreras (CC OO) y UGT han criticado la medida "porque está fuera del convenio colectivo y de los planes de igualdad. En un momento de fuerte crisis como éste, esta circunstancia genera desconfianza y le quita transparencia", apunta un directivo de CC OO.

Los que se quieran apuntar a marcharse hasta cinco años deberán tener una antigüedad mínima de ocho años. Es decir, jóvenes de 33 años se pueden acoger a estas novedosas medidas. El banco asegura que se presentan como un sistema de "flexibilizar la relación laboral que compagine las necesidades de la entidad y de la plantilla".

La oferta apenas lleva unas semanas en la intranet del grupo bancario, por lo que no existen datos sobre la reacción de los trabajadores. La entidad está convencida de que puede ser útil para los que deseen organizar un negocio propio, los que quieran estudiar oposiciones y puedan hacer frente a sus gastos con el 30% de la retribución.

La medida tiene dos claves: el "retorno garantizado" y la utilidad que tiene para el BBVA. La entidad presidida por Francisco González asegura que "todo está detallado en el contrato, por lo que el regreso se hará sin problemas". UGT y Comisiones Obreras creen que el acuerdo es firme, pero plantean la duda genérica: "Todos creemos que el sector reducirá plantilla y el banco también. Además, con el cambio tecnológico tan rápido, ¿en qué situación se encontrará el que regrese a los cinco años?", se pregunta José Carlos Laporte, de UGT del BBVA. También consideran que es una pérdida de talento, ya que se pueden ir empleados jóvenes, con formación, que no dejan de ser el futuro del banco. La entidad matiza que estas salidas tienen que convenir al empleado, "pero también al banco".

Esta cuestión enlaza con la finalidad de decisión, es decir, si sólo es una nueva fórmula de reducción de plantilla. El banco insiste en que "no tiene nada que ver con los planes de prejubilaciones, que este año no están previstas, y que suponen una ruptura total y una reducción de trabajadores porque esto sólo es un intermedio". Lo que está claro es que lo que los empleados que se vayan ahora volverán, lo que supone sólo un traslado del problema.

En el BBVA comentan que "ahora estamos en una coyuntura concreta y durante unos años se reducirán costes. Dentro de cinco años nadie sabe qué tipo de plantillas necesitaremos". Un planteamiento que no despeja las incógnitas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 01 de junio de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50