Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN | Carreras & capital humano

Blusens marca la diferencia

La firma gallega, con crecimientos anuales del 300%, pretende globalizarse

Invirtiendo el 10% de la cifra de negocio en I+D, extendiendo su catálogo de productos a más de cincuenta referencias -desde reproductores de MP3 hasta DVD, televisores LCD o altavoces-, teniendo crecimientos anuales del 300%, haciendo realidad una vocación globalizadora que permite desde las oficinas de Santiago de Compostela llevar productos de electrónica de consumo de producción española a casi 60 países, Blusens es una marca diferente que José Ramón García y Miguel Silva crearon en 2001.

Hace ocho años, José Ramón trabajaba "como economista" en la filial de consultoría de Mondragón Corporación Cooperativa, y Miguel, desde Dubai, era el responsable de Televés para los Emiratos Árabes. "No teníamos más que nuestras nóminas: ni procedíamos de sagas empresariales que pudieran ayudarnos, ni teníamos bienes que hipotecar", explican. Tenían que buscar el dinero, "mucho dinero", y tan sólo los bancos lo tenían. Por eso "necesitábamos un plan de negocio perfecto y estuvimos un año preparándolo", explica García.

Blusens también precisaba un producto que aportara recursos de forma rápida y con una inversión reducida. "Era el boom de los reproductores de DVD, un producto que no tiene casi nada de innovación. Es una caja negra con una placa digital y poco más. Eso sí, desarrollamos un software que permite leer todos los formatos posibles y que, además, puede actualizarse a través de nuestra web". El plan estratégico se basaba en la rápida obtención de recursos financieros, en lograr beneficios para invertirlos en personal, marketing, I+D, servicio posventa... nunca en el propio ensamblaje del producto. "Estamos presentes en el control de fabricación y en la compra de componentes, pero éstos se embalan en China. Ésa es una parte del proceso que no aporta valor, así que lo subcontratamos", explica José Ramón.

Tras el préstamo de un millón de euros por parte de tres bancos, José Ramón y Miguel tenían que desarrollar la marca. "Tan importante era derrochar imaginación como gastar en ello el menor dinero posible para provocar el mayor impacto posible". A no mucho tardar, el mercado asoció Blusens con imaginación. "Tratar de hacer mucho con poco es algo que ha acabado por impregnar a todos los estamentos de la compañía. Llegabas a una feria y tu stand medía 50 metros cuadrados, y el de la competencia, 1.000. ¿Cómo hacerte notar? Invitando al público a hacer esgrima, contratando a un famoso, patrocinando al Deportivo de La Coruña y a practicantes de deportes minoritarios; la plataforma Blue Generation pretende, en Internet, crear comunidad en torno a nuestra marca y hemos creado un sello musical que patrocina a artistas noveles".

La firma ha roto muchos tabúes en cuanto a la capacidad de innovación de Galicia -"salvo, quizá, para encontrar personal con experiencia, no hallamos limitaciones de ningún tipo para seguir creciendo desde Santiago", aseguran sus fundadores-. En 2007, el primer plan estratégico, centrado en la obtención de rentabilidad y en la contratación de personal para crecer, acabó. Se puso en marcha el segundo plan estratégico, 2008-2010, en el que "ha llegado el momento de globalizarse". ¿Cómo hacerlo? La respuesta es clara: siendo diferentes. -

Perfil

- José Ramón García González es licenciado

en Económicas y Empresariales por la USC y tiene dos másteres en Auditoría de Cuentas y Economía Aplicada. De joven, atleta de 400 metros vallas, su afición al deporte le matriculó en sacrificio.

Objetivos

- Tras constituir Blusens Global Corporation, en la que la sociedad de inversión Inveravante tiene el 47,5% del capital, ahora toca consolidar la marca y facturar 100 millones

de euros en 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 2009

Más información