Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caja Madrid reconoce que pierde dinero al vender pisos

El ciclo de conferencias que cada año se celebran en la víspera del Salón Inmobiliario de Madrid (Sima) se convirtió ayer en el escenario del choque de trenes entre dos de los sectores más perjudicados por el estallido de la burbuja inmobiliaria: promotores y banca. Los constructores llevan tiempo acusando a bancos y cajas de competencia desleal en la venta de pisos, y ayer lo volvieron a hacer.

El director de negocio de promotores de Caja Madrid, Alberto Manrique, puso como ejemplo su entidad, que está vendiendo con pérdidas muchas de las viviendas adquiridas a promotores en pago por sus deudas. Manrique afirmó que bancos y cajas han sido reacios a entrar en el accionariado de inmobiliarias (como Caja Madrid hizo en Metrovacesa) o a quedarse con sus activos.

En lo que sí estuvieron de acuerdo bancos y promotores fue en la necesidad de que el Gobierno estimule la demanda a través de la política fiscal. Tras reconocer que el sistema financiero español "necesita una reestructuración y cuanto antes se haga mejor", el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín pidió "una política económica adecuada, que incluya un impulso de la demanda a través del impulso fiscal".

Los promotores pidieron también a la banca condiciones de financiación igualitarias para no introducir distorsiones en un mercado en el que las entidades de crédito ya no sólo dan hipotecas, sino que también venden viviendas.

La undécima edición del Sima que comienza hoy contará con más de 200 compañías de una veintena de países. En medio de una crisis que no remite, las inmobiliarias presentarán sus ofertas para deshacerse de un ingente stock de viviendas. Un ejemplo es Metrovacesa, que anuncia descuentos de hasta el 50% del precio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de mayo de 2009